miércoles, 31 de enero de 2018

“El Caso Nazca” -Capítulo Primero: Los Especialistas

A. K. A. Diapositivas de Roswell parte 2 de 2

A) Médico Radiólogo Raymundo Salas Alfaro

Dentro del caso Nazca, lo más importante son los cuerpos y en este sentido lo que más llama la atención son los estudios que se hacen a los mismos. Dentro de estos podemos considerar en primera instancia las radiografías, luego las tomografías y al final el estudio del material genético de los especímenes.

En el tema de las radiografías tenemos dos partes, la primera, que consta de una serie de radiografías hechas por el difusor del caso, el Sr. Germán Paul Ronceros Fernández quien, con sus propios recursos y tras haber iniciado la maquinaria mediática, manda realizar una serie de estudios a las piezas que obran en su poder, a saber, un ser diminuto de 23 cm, una mano gigante de 3 dedos y un cráneo al que en septiembre retira la cubierta, en ese entonces de tierra que la cubría. Hablamos del período comprendido entre septiembre y noviembre de 2017. La segunda parte se refiere a las radiografías y tomografías tomadas por el radiólogo Raymundo Salas Alfaro a petición del equipo internacional comandado por Jaime Maussan y guiado por el geógrafo e historiador Thierry Jamin.


En este artículo nos centraremos en el Dr. Salas y su participación en el llamado caso de las momias de Nazca. El Dr. Salas es médico Radiólogo con más de 30 años de experiencia.

Su primera intervención fue a través de la pantalla de la conferencia que dictó el equipo de Jaime Maussan, a la cabeza de José de Jesús Zalce Benítez con licenciatura como médico cirujano naval (Escuela Médico Naval 2005) y maestría en medicina forense (Universidad del Ejército y Fuerza Aérea 2009); José de la Cruz Ríos López con licenciatura en biología (Universidad Autónoma de Campeche 2015) y Edson Salazar Vivanco con Licenciatura como médico cirujano (Universidad de Aquino, Bolivia 2013), además de Jois Mantilla Carbajal, periodista, José Benigno Casafranca Montes, vicepresidente del instituto Inkari y Edward Valenzuela Gil, secretario del Instituto Inkari quien fungió como maestro de ceremonias. Este evento se llevó a cabo en el Swissôtel Lima.


En su presentación, el Dr. Salas expuso su punto de vista sobre las momias a las que había realizados tomografías en una entrevista realizada por Jaime Maussan, sin mostrar imágenes durante el segmento de esta. Las imágenes fueron mostradas aparte y explicadas por el Dr. Zalce y el biólogo a quien en distintos videos se refieren como doctor, sin serlo.

Las preguntas se centraron en la posible manipulación o modificación de los restos a lo que el doctor respondía negativamente comentando que los huesos del carpo y del metacarpo se relacionan correctamente tanto en las manos como en los pies de igual forma que los restos de la momia infantil y, en ambas, tanto en manos como en pies, se pueden ver 3 dedos con 5 falanges. Sin embargo, antes de la entrevista del doctor Salas, Jaime Maussan menciona que María, la momia de 1.68 m tiene 3 dedos en pies con 4 falanges y en las manos 3 dedos con 5 falanges. Empezando desde ahí, las dudas comenzaron a hace presa del caso.


Un día antes de la conferencia, en un noticiero local llamado “A Boca Jarro”, la doctora Elsa Tomasto y Jaime Maussan daban sus puntos de vista sobre el asunto. La doctora Tomasto dejó clarísima la postura de la comunidad científica ante este supuesto hallazgo de “seres no humanos” momificados en tierras peruanas, se trata de un delito, pues como ya lo había dicho el arqueólogo Johny Isla el 28 de junio, se trata de una momia prehispánica a la que le han alterado los dedos en manos y pies además del rostro y cráneo. Por su parte, Maussan, acostumbrado a la credulidad mexicana basada en la presentación de imágenes, quiso hacer lo mismo en este programa desviando la atención hacia los videos que había llevado, no le funcionó y el conductor siguió con la entrevista, lo importante era definir la situación, no asistir a una mini-conferencia; como siempre, Maussan vive en su mundo y sólo lo que él quiera decir es importante. Y es que el asunto de fondo es el origen de estos cuerpos, no si son o no distintos al ser humano. En la ciencia las cosas se deben demostrar y en la conferencia sólo se escucharon testimonios, no hubo un estudio serio ni se mostró evidencia contundente.


La mejor evidencia de esta falta de seriedad la vimos al final de la conferencia, cuando Maussan fue acribillado a preguntas por parte de los periodistas peruanos que para nada se habían tragado el cuento alienígena, de hecho, la prensa y los medios peruanos, no se hicieron eco de ese remedo de conferencia de prensa, pero sí lo llovían a preguntas sobre el huaquero, la forma en que obtuvo los especímenes, cuál ha sido su papel en el asunto, etc, no se lo esperaba y se notaba nervioso, cerrando los ojos en actitud de “no estoy aquí”, “esto no está pasando”, mientras decía a la prensa que el encargado de todo era Thierry Jamin, que no se podía culpar al huaquero porque sabía qué hay una gran necesidad económica, además de rechazar las acusaciones de haber mutilado el cuerpo. Esto último es algo que ha repetido desde que se mencionó en el portal CIENTÍFICOS.PE donde lo llamarían ufólogo, cosa que lo hizo montar en cólera pues, más que ufólogo, es periodista, pretexto que siempre ha utilizado para convertir a la ufología mexicana en una payasada. Lo que el sitio de CIENTÍFICOS.PE dice a este respecto es:

Esta momia es una momia arqueológica a la que le han quitado dos dedos y aumentado el número de falanges a los tres dedos restantes.

No dice que Jaime Maussan lo ha hecho. Esto es parte de sus tácticas para desviar la atención de lo importante del tema, ¿Cuál es el origen de la momia? ¿Quién es el huaquero? ¿Dónde están lo cuerpos ahora? y demás… cosas que hasta la fecha siguen siendo una incógnita.

Resultaba obvio que ni la participación del Dr. Salas había sido suficiente para apoyar las aseveraciones del equipo de investigación comandado por Maussan y es que lo que mostraron en pantalla dejaba mucho qué desear pues, acostumbrado a la televisión mexicana que hace acaso a los se dice y no a lo que se nos muestra, intentó aquí hacer lo mismo. La diferencia es que aquí están tratando con un tema en el que en Perú cualquier persona sabe mínimamente algo sobre momias, esa conferencia fue como ir a venderle galletas a la galletera, además de que Perú es uno de los países más especializados en el estudio de momias, pudiéndose considerar el Egipto latinoamericano.

Y es que desde el 20 de junio de 2017, los ánimos empezaron a caldearse cuando, tras la expedición de Maussan y su grupo a tierras peruanas, se lanzara un avance sobre las investigaciones que GAIA, televisora de paga que patrocinó el circo de Maussan, planeaba presentar a modo de una serie en su programación.

Hasta entonces sólo se habían mostrado piezas aisladas, pequeñas o fragmentarias, como las de Krawix, que hicieron que la comunidad científica no les pusiera atención pensando que, como todo en estos temas, caería por su propio peso, como lo dijo la doctora Sonia Guillén O’negglio el día anterior a la conferencia de Maussan en una plática en el auditorio del Museo de Arte de Lima (MALI), dentro del marco del Congreso Mundial sobre Estudios de Momias que se celebró del 10 al 13 de julio de 2017.


Esa fue la razón por la que no se hizo caso a aquella carta que enviara Thierry Jamin al Ministerio de Cultura, recibida el 10 de enero de 2017, dando cuenta del hallazgo, además que el escrito no daba datos concretos, parecía más un chisme que un informe serio, o un pretexto para posteriormente decir que se les había avisado, como ha estado ocurriendo para hacer evidente el desinterés de las autoridades sobre el tema, pero que en realidad sólo revela la opinión experta de que el tema carece de todo interés científico.

Pero en esta ocasión se mostraba una momia de tamaño natural, algo muy distinto a los mamotretos mostrado a partir de la incursión de Thierry Jamin en el asunto, quien parecía haber hecho a un lado al iniciador del caso, Paúl Ronceros, más conocido como Krawix.

Como era lógico suponer en un fraude de este tipo, el caso se diversificaba y cada quién decía lo que le venía en gana, pero ahora, con la incursión de Maussan, se alcanzaban cotas jamás imaginadas, pues con el apoyo de una televisora norteamericana de paga no habría nada que detuviera la propagación del fraude.

Obviamente que ante la incredulidad de muchos y el rechazo de la comunidad científica, las sospechas de un fraude que rondaban el ambiente desde un inicio ahora se hacían más fuertes, recayendo sobre los supuestos especialistas que respaldaban “científicamente” las aseveraciones descabelladas de Maussan y Thierry Jamin. Fue cuando se empezó a poner más atención en los involucrados, no tanto en Maussan y Jamin, este último ya con un negro historial en Perú debido a sus locos proyectos arqueológicos de los que ya hablaremos cuando toque su turno, sino en los propios doctores peruanos, Raymundo Salas Alfaro y Edson Elard Salazar Vivanco, además del biólogo y el forense que ya habían participado con Maussan en el infame fraude de las diapositivas de Roswell en mayo de 2015

El escrutinio sobre el doctor Salas no fue muy profundo ni tardó mucho en dar frutos, el primero vino de la mano del tercer programa de “En Busca de los dioses perdidos” emitido el 16 de julio de 2017, nombre dado a la serie patrocinada por GAIA y producida por Tercer Milenio, ahora parte de la GAIA, sobre los acontecimientos en torno a los mamotretos de Perú. En el minuto 44:17 el doctor Salas dice lo siguiente:


Yo me remito a las imágenes, como le vuelvo a repetir, los medios de diagnóstico actuales, como es la tomografía, son medios bastante objetivos, no es subjetivo, no es para ponerse a pensar, es ver y describir lo que uno está viendo en el examen.

Es decir que el doctor Salas sólo se remite a ver y describir, no a razonar cómo esas piezas podrían haber sido armadas o constituidas a partir de un mismo origen que el ser humano.

El segundo vino de la mano del cuarto programa de GAIA, emitido el 23 de Julio de 2017, donde en el minuto 40:40 se da el siguiente diálogo con Jaime Maussan:

JM - ¿Está usted impresionado, doctor?  
RS – Sí, la verdad que sí. Sí.
JM - ¿Piensa usted que esto es histórico? 
RS – Yo creo que sí, es histórico. Con esto podrían cambiar muchos conceptos ¿no?... del origen de la vida en… el planeta. 
JM - ¿Y qué siente usted ahora, pues, haber analizado estos cuerpos?
RS – Bueno, siento una emoción y, bueno habrá que… ya no creer tanto, pues, en Darwin. 
JM – (ríe) 
RS – Claro. Sí, porque es otra teoría ¿no?

¿Cómo dijo? ¿Acaso uno de los “científicos” en los que se apoya Maussan cree que la Teoría de la Evolución es una sospecha o una suposición? Vaya… me gustaría saber cuáles han sido los estudios que le permiten invalidar un proceso natural que el propio Maussan usa en programas posteriores para barajar la posibilidad de que estos seres haya sido los descendientes de un hipotético salto evolutivo de un dinosaurio que dio origen a las aves, no a los reptiles, cosa en la que Maussan y su equipo también se equivocan. Y para clarificar este punto. En ciencia, en la verdadera ciencia, una teoría no es una suposición, no es una sospecha. Es una explicación suficientemente verificada, apoyada y documentada para una serie de observaciones.

El segundo vino de una entrevista realizada por Alberto Casás (AC) al Doctor Salas (RS), un youtuber que ha seguido el caso de manera más o menos objetiva sin dejar lado la posibilidad alienígena. En esa entrevista el doctor Salas dice lo siguiente tras haber mostrado una lesión cavitaria en las tomografías de María que, según el doctor Salas, podría ser atribuida a una tuberculosis. Ante este diagnóstico, se da el siguiente diálogo a partir del minuto 13:48 y hasta el 19:44, tras interrumpir al doctor que quería pasar a otro tema:

AC – Un segundo, doctor, un segundo, vamos a ver. ¿Usted, qué piensa que es la momia María? ¿Usted que piensa que es, una momia antigua… es que no sé… o sea, vamos a ver, es que nosotros, yo, por ejemplo, yo, que no soy científico y que no estoy comprometido con nadie y con nada, manifestó mis opiniones públicamente y creo que puede ser un ser extraterrestre, puede serlo o no pueden serlo, es que si, si lo fuera… o sea, que muriera de tuberculosis, porque es lo que dice usted, eso puede ser tuberculosis…  
RS – Es una posibilidad.  
AC - Si es tuberculosis, sería… porque nosotros nos curamos de tuberculosis ¿no? es una enfermedad que se cura.  
RS – Pero claro, ahora se cura.  
AC – Claro. 
RS – Disponemos de, de los antibióticos y hay drogas específicas que, este, para tuberculosis ¿no? pero eso no, no había antiguamente ¿no? porque esta momia, recordemos que según el carbono 14 tiene mil setecientos cincuenta años.  
AC- Claro. 
RS - Este, hay que pensar, bueno, yo lo que pienso de esta momia, pues este… mmmm, es una posibilidad que sea, pues este… un… una momia extraterrestre ¿no? hay una posibilidad. Yo no quiero entrar en ese tema porque, este, ¿sabe qué cosa? el tema éste ha comenzado mal cuando de frente se dijo que eran, este, seres extraterrestres, entonces, hay gente que no le ha caído bien y eso. Entonces, este, yo preferiría, este, abordar desde el punto de vista anatómico, o sea, mi estudio es desde el punto de vista anatómico comparando con un ser humano. 
AC – Claro, es que, es que, si usted nos dice, si nos está hablando de carbohidratos y de cosas y de alimentación es que, claro, yo, cuando me tropiezo con todos los científicos, los científicos hay algunos que sí están puestos en la materia ufológica, a mí me gusta mucho el tema ufológico, soy investigador y seguidor y fan de este tema, vamos, yo estoy totalmente con… seguro, porque todas las culturas del mundo, pues, hacen referencia a… dioses, yo creo que los dioses en la antigüedad, pues eran civilizaciones más avanzadas que la nuestra, pues que se hicieron pasar por dioses ¿no? entonces hay un montón de anomalías a lo largo de la historia, y bueno esto podría… confirmar la… la… las dudas que teníamos muchos. Pero si es una civilización más avanzadas que la nuestra, porque estamos hablando de implantes que hay algunos que tienen implantes como decía usted el otro día que tenía uno en la cadera, un implante y que se estaba regenerando cuando murió. Entonces, claro, si tienen, si son civilizaciones que ya pueden hacer implantes también se podrían curar de una tuberculosis. 
RS – Claro.  
AC - Porque es que si quitamos esa hipótesis ¿que otra hipótesis hay? ¿Qué otra… qué otra… o sea qué, qué… cómo podríamos buscarle otra lógica a esa momia?  
RS – Tiene toda la razón, tiene toda la razón porque recordemos que todas las, este, civilizaciones, hablan, pues, de los dioses creadores que han venido del cielo, esa sí es una buena posibilidad, como digo, es una buena posibilidad. Lógicamente que, este, si nos ponemos a pensar que ha sido una civilización muy avanzada ¿por qué no, este, en la hipótesis que sea esto una tuberculosis, porque no ha podido ser curada? Lógico, si es una civilización muy avanzada, pero por eso es que yo estoy poniendo dentro de la paleopatología una posibilidad. Ahora, para diagnosticar una tuberculosis no solamente es, este, la radiografía, hay varios exámenes, el PPD, este, el, el, este, el estudio del esputo, son varios protocolos que hay que seguir para, este, diagnosticar tuberculosis. Hay, como le digo, patrones radiográficos y en este caso tomográficos. Es una posibilidad que yo lo lanzó como una posibilidad de acuerdo a la imagen que estoy viendo.  
AC – Porque eso, por ejemplo, no podría ser… hay una cosa que la pleura, y no podría ser que, por ejemplo, yo es que, es que… yo las radiografías me cuesta muchísimo ver algo, yo creo que a mí y al resto de los mortales, si no, si uno no es radiólogo, no es capaz de ver tanto, por eso la importancia de un radiólogo que son los únicos que son capaces de ver en las radiografías, tomografías… y todas esas cosas. Entonces eso no podría ser, por ejemplo, de una punción… que se produjera… porque eso que estamos viendo está en la parte de atrás, está dentro, pero en la parte trasera.  
RS – Exacto.  
AC - ¿Y no pudiera ser, por ejemplo, de que se le clavara algo, o que se “contrayera” en el estado de momificación y que se desprendiera la pleura y que hiciera un hueco ahí? no sé, digo yo.  
RS – Es una posibilidad, por supuesto que es una posibilidad, porque lógicamente que, en el estado en que están las fibras elásticas, han perdido el colágeno y eso se puede retraer y formar esa imagen cavitaria que tiene. Todo son especulaciones, todo son especulaciones. Ahora, por una parte, salió lo que usted dice, este, lógicamente que nosotros vemos con otros ojos, o sea lo radiólogos, me refiero a los radiólogos con otros ojos, digamos, más, este, especializados. Lógicamente que un médico general, puede dar una opinión, pero, muy general, muy general, muy genérica ¿no? entonces, este, yo presumo, especuló, dentro de las posibilidades que haya podido ser esta, esta lesión cavitaria. Ahora, las otras lesionas pueden ser una, una, un enfisema bulloso y la otra que tú dices que esa es completamente válido, ha podido retraerse de por sí con el tiempo porque las fibras colágenas se retraen, se secan y se retraen.

Como podemos ver en este corto diálogo, el Dr. Salas en realidad cree en la posibilidad de que María se un extraterrestre y que a pesar de ser humana en sus partes, reconoce las anomalías como naturales y sin ver alteraciones. ¿Es así, o así quiere verlo por su profunda creencia? Este diálogo me da la impresión de que sólo reprime su creencia por temor al descrédito. Además de dar la razón a Alberto, la razón de un diagnóstico sin ser médico y retrayendo su opinión por lo ilógico del tema de la tuberculosis. Es como darle validez a la idea de H. G. Wells del aniquilamiento de los invasores a manos de nuestras bacterias.

Sobre asuntos médicos, hubo otro detalle, como tercer punto, relacionado con un reportaje comercial para su centro de radiodiagnóstico que causó gran escozor entre los youtubers y más entre los partidarios del caso cuando se hizo el señalamiento, pues en lugar de dar importancia a la equivocación de un profesional, se lo tomaron a nivel personal como un ataque al caso, atacando en consecuencia y denunciando el video a la plataforma de videos más popular de internet. En el reportaje se puede escuchar lo siguiente a partir del minuto 10:05:


Lo más común es la tomografía de… de… de cabeza, acá tenemos una tomografía de… de cráneo, ¿no?... y sus diferentes cortes… donde se puede diagnosticar una serie de enfermedades, lo más común, por ejemplo, buenos son los accidentes, ahí vemos hematomas, subdurales, epidurales, fracturas. Luego viene las enfermedades este… más comunes de nuestra región que es el… la cisticercosis. La cisticercosis por comer, este… comer comida contaminada ¿no? con… la famosa triquina… en la carne de chancho ¿no? entonces este... este es el único examen que puede detectar, digámoslo la cisticercosis, una tomografía. Bueno y así sucesivamente. Tenemos una serie de exámenes este… bueno, de acuerdo a lo que pida pues este su médico tratante, o en caso de que el paciente venga solo, el examen que quiera tomarse ¿no? de acuerdo a lo que… pida el paciente.

El Dr. Salas se presentó a partir del tercer programa de GAIA como médico radiólogo con 35 años de servicio y 25 como radiólogo, egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima, Perú. Con tal experiencia es inconcebible que tenga tal equivocación.


La cisticercosis, es una enfermedad producida por un cestodo, una clase del filo platelmintos que agrupa a unas 4,000 especies, todas ellas parásitas, como las taenias y otros gusanos acintados, que es lo que significa cestodo, con aspecto de cinta, es decir, gusano plano, que es lo que significa platelmintos. En este caso el parásito es la Taenia Solium o Taenia Saginata, conocidas vulgarmente como solitaria. Los cisticercos se alojan en el cerebro.

La triquinosis es una enfermedad causada por un nemátodo, gusanos redondos pequeños que parasitan al hombre y al cerdo. El gusano macho mide 1.5 x 0.04 mm y la hembra 3.5 x 0.06 mm. Se piensa que existen cerca de 80,000 especies de estos parásitos en los vertebrados. Las larvas de este parásito se enquistan en los músculos estriados.

Ambos parásitos provienen de carne contaminada, aunque también pueden adquirirse al ingerir los parásitos de las heces expuestas e infestadas.

El tratamiento para cisticercosis consiste en fármacos o neurocirugía, pero en fases tempranas, cuando aún no se han dispersado o salido del parásito adulto, una sola toma de niclosamida (2 g VO en dosis única) y praziquantel (5 mg/kg VO en dosis única) son efectivos contra el parásito adulto. Luego se debe asegurar que se ha expulsado el escólex, pues si este queda en el intestino, puede regenerarse. Por otra parte, el uso de esos fármacos promueve la desintegración de los segmentos del parásito liberando huevecillos viables en el intestino, elevando el riesgo de cisticercosis, por lo que se recomienda tomar un purgante una hora después del tratamiento.

Para la triquinosis en su fase temprana, es decir cuando aún está en la fase estomacal, el albendazon o mebendazol son efectivos para la eliminación de los gusanos. Durante el tratamiento puede haber efectos secundarios gastrointestinales leves. En la fase avanzada, cuando las larvas han invadido los tejidos, el tratamiento no es seguro, en esos casos se recetarán medicamentos de acuerdo a la zona parasitada según los síntomas producto de la invasión. Sólo se pueden administrar analgésicos para los dolores musculares. Con el tiempo los quistes larvales de los músculos tienden a calcificarse, lo que da lugar a la destrucción de las larvas y a que desaparezcan los dolores y la fatiga.


Cómo se puede ver en lo anterior, equivocar el diagnóstico puede acarrear consecuencias graves si no se da el tratamiento adecuado, pues la cisticercosis invadiría el cerebro y la triquinosis podría invadir el corazón o el diafragma, cualquier otro músculo sanaría con el tiempo sin consecuencias, aunque sí con dolor.

De esta forma vemos que quienes atacan a quienes señalamos esto como algo grave, carecen totalmente de conocimiento al respecto, y sólo los mueve su afán de no tocar a quien les da razón a sus creencias.

Por otro lado, las tomografías, como ya se ha dicho en muchas ocasiones, no son de la calidad requerida para poder observar a detalle la estructura de esos especímenes, pues la resolución del tomógrafo parece ser pobre e insuficiente. Esto podemos verlos haciendo comparaciones entre las pocas tomografías que han salido a la luz y tomografías de profesionales especializados en el estudio de las momias.


El quinto detalle vino de un video donde el doctor salas conversa con Thierry Jamín (TJ), presidente del Instituto Inkari, grabado el 14 de octubre de 2017 y publicado el día 31 en el canal de Alien Project, en donde a modo de entrevista da su opinión de porqué para él son reales los 3 cuerpos que Jamin mostró a mediados de agosto y que también fueron radiografiados por Salas. Aquí dice:


RS - …claro por qué tener que, como usted dice, tener que hacer un molde para fabricar varias cabezas del mismo tamaño y que tengan base de… base de cráneo igual. 
TJ – Además de los grises, hemos visto seis especímenes que todos tienen una talla diferente, y los cráneos tiene la misma… bueno, una proporción que corresponde a su crecimiento. 
RS - Y no solamente eso, si usted ve la expresión de la cara, todos tienen una expresión diferente.  
TJ – Exacto, una personalidad. 
RS – Exacto, uno está medio triste, otro es… es diferente, es diferente. Una facies…

Parece que por la mente del doctor Salas no pasa la idea de artesanías, que es el arte y técnica de fabricar o elaborar objetos o productos a mano, con aparatos sencillos y de manera tradicional. Es obvio que cada espécimen tendrá una facies o expresión diferente, eso no es argumento en ningún sentido para darles autenticidad.

Y así como estas, ha habido muchas intervenciones que han movido a la crítica o a la desconfianza con respecto a la seriedad del equipo que ha formado Jaime Maussan y Thierry Jamin, por ejemplo, con respecto a al espécimen al que llamaron Josefina, su brazo izquierdo, derecho si vemos la radiografía, se ve un corte limpio en el supuesto húmero en su unión con el cúbito, además de no tener radio. En esa ocasión el Dr. Salas comentó que eso podría ser una fractura y que tal vez, pudiera ser, es una posibilidad, que esa factura haya sido el motivo de la muerte, puesto que no muestra señales de osificación, es decir, que no hay señas de que el hueso haya sanado.


En otra ocasión, se le preguntaba sobre los rasgos faciales del mismo espécimen,
¿Y este cráneo doctor, esta vista?

A lo que el doctor responde:

Como es una vista frontal, no se pueden disgregar los elementos óseos.


Ok, si esto fuera cierto, las radiografías del cráneo humano no podrían ser descifrables para ningún radiólogo.

En conclusión, el apoyo que se da al caso por parte del aspecto radiológico es muy pobre, da la impresión de que fue escogido precisamente para no apreciar muy a detalle los especímenes y así poder dar lugar a la libre especulación, además de no poner a disposición de los científicos peruanos, como se dijo tras la conferencia de Lima, todo el material de estudio para hacer una evaluación profesional por parte del Ministerio de Cultura. Se han traído los cuerpos de un lado a otro ocultándolos a ojos vista de las autoridades peruanas.

El pretexto de no dañar los cuerpos ha servido para no remover la capa de polvo de diatomea que cubre a todos los especímenes, cosa que si hizo Paúl Ronceros con uno de los cráneos que obran en su posesión y que fue una de las piezas analizadas por el Ministerio de Cultura. Pero eso es parte de otro artículo.

Leopoldo Zambrano Enríquez
Informe U. F. O.
Monterrey, Nuevo León. México.

















REFERENCIAS:

Reportaje Dr Raymundo Salas Alfaro Cusco 2017 (Cisticercosis)

Platica en el MALI – Marco Barraza (Video de los científicos 10/julio/2017)

Salas con Jamin (Entrevista 14 de octubre de 2017)
Artículos de Científicos.PE (Donde dicen que la momia fue alterada)

Entrevista posterior a la conferencia del 11 de Julio de 2017 (Maussan)

Entrevista Salas – Alberto Casá

En Busca de los dioses perdidos – Las Momias de Nazca
Episodio 3: Las huellas de los dioses – Emitido el 16 de julio de 2018 (42:13)

En Busca de los dioses perdidos – Las Momias de Nazca
Episodio 4: Dos nuevos cuerpos - Emitido el 23 de Julio de 2017 (40:40)

Referencia al cráneo

BIBLIOGRAFIA



















Parasitología Clínica – Harlod W. Brown
Nueva Editorial Interamericana, S. A. de C. V.
México, D. F. 1984 Cuarta Edición.



















Enfermedades Infecciosas – Reese & Betts
Editorial Marbán Libros, S. L.
Madrid, España. 2004 

0 comentarios: