sábado, 23 de septiembre de 2017

Likes VS Dislikes

 

El tema OVNI se ha convertido en una cueva de ladrones desde que a la palestra acudieron gentes que, con la única meta de vivir de él, daban por su lado a la opinión popular sellando sus intervenciones con los consabidos estribillos "su opinión es la más importante", "usted tiene la última palabra", haciéndoles creer que, sin saber una pizca del tema o de ciencia, tienen el derecho de opinar y colocarse al nivel de alguien que sí lo estudia. 

Hoy hasta esos vendemisterios sufren las consecuencias de haber creado a esos monstruos que ya andan desatados por el mundo queriendo derrocar a las instituciones tirando por la borda años de conocimientos adquiridos con esfuerzos en distintos rubros, no sólo en el tema OVNI. Y aquí cabe otro cuestionamiento, sí los expositores del tema OVNI se autonombran investigadores, ¿Qué tienen que andar preguntando al público su opinión? Si la cosa es así, ¿para qué queremos "investigadores" que no hacen su trabajo o que lo miden por los “likes” del público? No sirven, son basura, puro humo.

Estamos ante las consecuencias de la idiotización del público a causa del uso criminal de sus propias creencias, provocando en ellos la falsa percepción de que cualquier chorrada que se les ocurra es correcta y deben defenderla con uñas y dientes porque toda opinión es respetable, otro error que se ha regado como pólvora, pues se respeta a la persona, no así sus ideas si estas son discutibles y gratuitas.

En el bajo mundo del ciudadano de a pie, es donde el tema OVNI convive tan promiscuamente con toda clase de corrientes esotéricas, es donde más se corrompe el tema, donde más difusión se le da y donde más capital humano es malinformado por adular sus creencias. Así que, si alguien nos insulta por opinar distinto a ellos, no es por defender su visión del tema, lo hace por defender su creencia y, como ya sabemos, sobre creencias no hay razones, sólo pasiones, más aún cuando se quiere adoctrinar.

P. D. ¿No era hoy cuando se acababa el mundo por enemilésima vez?

Leopoldo Zambrano Enríquez
informe U. F. O.
Monterrey, Nuevo León. México.

0 comentarios: