domingo, 25 de noviembre de 2018

Los Cuerpos de Nazca – Parte 1: Las Cabezas


O de cuando los creyentes matan zombis imaginarios con balas de salva.

"Los Mayores Detractores de la Ufología son
los entusiastas y los propios Ufólogos".
Leopoldo Zambrano Enríquez.

Desde que el caso de las falsas momias armadas de Nazca comenzó, hace poco más de dos años, la más grande duda que han tenido los interesando es qué demonios son. Hemos pasado más de un año asistiendo a notas que dicen lo que no son y de lo que están alejados genéticamente, pero nunca se ha dado un dato concreto y sin vacilaciones, sólo se nos informan ambigüedades, malinterpretaciones de ADN desde Suiza y últimamente insultos de lo más vulgar por parte de algunos integrantes del equipo que las estudian y de los seguidores de estos aprovechando esa ambigüedad que deja la pregunta inicial en el aire. Hasta este momento se esperan los estudios histológicos, pero sólo se dan largas y silencios incómodos ante preguntas directas y francas sobre los rompecabezas tal vez biológicos de ciencia ficción que nos han estado ocupando todo este tiempo.

El presente artículo es la primera parte de una serie de 3 que se aboca al estudio de estos armados que, en promedio, rondan los 60 centímetros de estatura, salvo uno que ha perdido la cabeza y no nació erguido, sino sentado. Pero para llegar ahí, primero se debe tener en mente que este circo comenzó con figuras pequeñas y miembros sueltos supuestamente momificados de “seres” que en un principio fueron catalogados como extraterrestres. Más tarde, gracias a una pelea entre los promotores iniciales, se anexó la versión de un armado realizado por alguno de los antiguos pueblos del Perú, pero ante tanta especulación y mentiras no podemos dar crédito a nada que venga de ellos y mucho menos de quienes se anexaron al caso posteriormente para su difusión sin tener datos reales como si esto fuera un espectáculo itinerante de feria y no lo que se pregonaba, un descubrimiento que cambiaría la historia. Con esos anexados se empezaba a trivializar el supuesto hallazgo restándole aún más credibilidad.

Las partes que los componen tal vez sí pertenezcan a alguna cultura antigua como Paracas, Moche, Wari, Nazca, hasta Chachapoyas, inclusive alguna tan lejana como las del período precerámico pues algunos de estos “hallazgos” han sido datados en más de 6000 años según los promotores de este espectáculo de 4 pistas (Perú, México, Francia y Rusia), pero ya en conjunto, es decir, cada armado como individuo, dudo que pertenezca a un período anterior o que haya tenido vida. La razón es muy simple, primero porque tenemos distintas dataciones entre ellos siendo que fueron sacados del mismo hueco, eso denota un armado con partes de distintos emplazamientos arqueológicos; en segundo término porque esos muñecos cumplen las expectativas y estándares de las creencias populares sobre seres de otros mundos, sobre todo del tipo gris que entre ellos se piensa que han visitado nuestro mundo en el pasado, incluso se mezclan con las mitología popular de los lagarto humanoides, un tópico de viejas revistas de ciencia ficción capitalizado por David Icke y largamente explotado por el cine y la televisión, sólo hay que ver la gran cantidad de episodios que se refieren a ellos en la segunda serie de “The Outer Limits” (1995-2002), 7 años de condicionar a los creyentes de que en el espacio habitan seres de tipo reptil, teniendo el antecedente de la vieja serie “V” (1983), antes de eso otra vieja serie “LandOf The Lost” (1974-1976). Finalmente, en tercer lugar, porque el concepto de seres grises y lagartos humanoides es un concepto reciente que data de la literatura de ciencia ficción de principios del siglo XX cuyo salto a la ufología se dio a finales de los 60 con el caso de Betty y Barney Hill gracias a un episodio de la primera serie de “The Outer Limits” (1963-1965) (Magonia - Kottmeyer 1990).


El tiempo que ha durado la función de este circo de proporciones descomunales ha causado que las opiniones se polaricen a tal grado que se ha perdido de vista el objetivo principal, convirtiéndose en una guerra campal donde las bajas pasiones han hecho presa tanto de detractores como de creyentes, más en los segundos que lo han llevado al plano personal, donde el revanchismo y ganar a toda costa “el caso” ha llegado a estar por encima de la búsqueda de la verdad que todo mundo pregona pero que parece nadie mueve un dedo por ella. Es una guerra de simpatías que pretende ser ganada por la filiación a tal o cual canal de Youtube en uno o en otro bando, por vistas, “likes”, a quién se le aplaude más o quién hace el mejor meme del bando contrario además de competir por quién tiene más saliva para insultar al contrincante con lenguaje coprolalico o hasta haciendo alusiones al pasado con rancias batallas de conquista mientras la maquinaria del fraude sigue su curso.

Hoy ya no importa si hay o no información confiable, todos dicen que hay que esperar a los resultados cuando se les pregunta, pero mientras responden tienen la porra preparada tras la espalda para, cuando los reflectores se apaguen, arremeter de nuevo contra el adversario. A cuadro todos son muy profesionales, salvo una que otra excepción que divierte más a la audiencia siendo como es. Sin embargo, al no hablar del tema, la audiencia baja y el ambiente se torna aburrido y cansino, claro que no para todos, a muchos ya nos cansa el tema y resulta bastante obvio que los protagonistas sólo nos están jugando el dedo en la boca alargando un caso que no debió llegar a tanto, sobre todo los más cercanos a las muestras y a los cuerpos, quienes esgrimen precisamente esos como arma secreta para vociferar contra cualquiera que se atreva a dudar de sus discursos ensayados desde 2015, año en que nos quisieron ver la cara con dos diapositivas de un supuesto ser alienígena proveniente, según sus promotores, del tan manoseado e inflado estrellamiento de Roswell de 1947 y que ahora usan como sustento para este nuevo fraude. Sin embargo, se trataba de la momia infantil de un nativo americano descubierta en algún momento entre 1894 y 1896 de la que decían que no era la misma que “su momia” debido a que estaba en una posición distinta y en otro ángulo en la fotografía del descubrimiento de S. L. Palmer, cosa que tendría algo de cierto. Sin embargo en ese tiempo se aceptó que era la misma, yo lo llegué a pensar y, de ser esto así, entonces asistimos al extraordinario descubrimiento de un embarazo múltiple (5 especímenes) momificados a la misma edad, el de Be Witness, el de la fotografía de S. L. Palmer, el de la galería de Frances Spade en Picasa, el del voluminoso informe liberado por el Servicio de Parques Nacionales y el de un viejo video sobre las colecciones del Museo del Parque Nacional de Mesa Verde. ¿Les comenté que varias momias de S. L. Palmer tenían el cráneo separado del cuerpo y que por eso tenía un textil en esa parte además de faltarles la misma pierna? Resultaba más que obvio que era la misma momia, sólo que al tener la cabeza separada y ser tomada desde distintos ángulos, la perspectiva cambiaba las proporciones, sin embargo, Palmer encontró 8 momias y una de ellas pasó a su colección personal, entregada en 1938 al museo por su hijo, S. L. Palmer Jr. Pero esas partes se omiten con tal de mantener el circo y no aceptar que todo había sido una ¿confusión honesta? Como la de contrastar el cartel a tal grado de no dejar ver el texto escrito ahí. Ya hemos visto que estos “expertos” no son nada buenos para la perspectiva, adjudicándole una estatura mayor a la real, tal vez ni sepan lo que es la perspectiva o que a distintas distancias los objetos en una foto no pueden compararse como si estuvieran en el mismo plano, pues su tamaño real es sólo aparente, pero eso ya será parte de otro artículo, por ahora dejo este adelanto en video por ser pertinente para este caso.


La capacidad de estos “profesionales”, en especial los del periodismo de misterio para fomentar la ignorancia, no tiene parangón y esa promoción de ideas al límite genera una oleada de adeptos y creyentes que “siempre han sabido que no hemos estado solos”, por lo que se vuelcan sobre este tipo de espectáculos con los billetes al aire para conseguir una entrada aunque no entiendan una sola palabra de lo que los “especialistas” digan sobre el caso o el ser al que le toque ser la estrella de la semana. Para ellos es suficiente que alguien a quien le confieren autoridad lo haya dicho para que sea un hecho, por lo que se convierten en férreos defensores del caso dispuestos a batirse con cualquiera por quien les acaricie la creencia y palmea su ego por ser expertos en cosas que no tienen importancia. Bien dicen que la ignorancia es atrevida, pero la charlatanería lo es más al aprovecharse de ella. Con el correr del tiempo los adeptos han ido mermando y esto ha provocado que algunos de los involucrados en el caso bajen del Olimpo con mayor frecuencia a los foros para mover la maquinaria ante el desconcierto general por no tener noticias, pero algunos lo hacen en tono bastante vulgar, repartiendo vituperios a diestra y siniestra sin la altura que se supone debe tener un profesional. Este cuadro tan deplorable que enfrenta a dos bando marchando uno frente al otro mientras pisotean la verdad que dicen buscar, baja aún más la credibilidad de esta payasada, porque lejos del campo de batalla y a año y medio de la incursión del “Proyecto Perú”, parece que lo que se intenta es defender el pellejo de todo lo que se les viene haciéndose los tontos, de ahí que sus embestidas sean cada vez más frecuentes, agresivas y descuidadas, enardeciendo aún más a sus pocos seguidores contra los cada vez menos detractores con algunos visos de querer desligarse del caso haciendo declaraciones que distan de las primeras. Pero alejándonos un poco de ese despreciable espectáculo, sólo hay que ver trabajar a verdaderos expertos en momias para darnos cuenta de que estos “especialistas” son en realidad una parodia mal hecha de algún programa estilo CSI y que sólo buscan notoriedad, fama y, por supuesto, dinero, nadie invierte nada sin esperar algo a cambio, ni siquiera una productora ratonera y oscura, mucho menos GAIA TV, el Gran Monstruo Esotérico que ha patrocinado este gran fraude.

Hace poco más de un mes, el 13 de septiembre, se publicó un video del que me enteré hasta 15 días después, un sábado por la tarde (29 de septiembre). El video es bastante divertido, nada fuera de lo ordinario, como todos los vídeos a los que nos tiene acostumbrados ese canal, burlas a los integrantes del clan de los malvados detractores, poniéndonos a todos en el mismo saco para que les sea más sencillo luchar contra “la amenaza”, tal y como se recomienda en los Principios de la Propaganda de Joseph Goebbels. Varios de los principios fueron aplicados en ese video, por ejemplo, el principio de la transposición, que recomienda cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”. Y la nota de distracción en ese video era el error que uno de los detractores cometió al identificar erróneamente el cráneo de los armados de Nazca.


Este trabajo ya lo tenía casi fuera del tintero, así que me aboqué a intentar localizar al animal que fue usado para este armado y acelerar su publicación. Claro que esto será visto como otro ataque de los detractores, pues para los creyentes un ataque es toda aquella opinión que vaya contra sus creencias, por más informada que esa opinión pueda ser ¿por qué?, porque se sienten apoyados por esa falsa exposición de confianza que dejan caer sobre el rebaño los promotores del caso y porque se han creído que un grupo de profesionistas, no así de profesionales, es más confiable que un grupo de verdaderos profesionales del Perú, Francia o Rusia, con doctorados y maestrías, científicos certificados que además son respaldados por publicaciones acreditada; pero además porque se les ha condicionado a creer que las instituciones científicas ocultan la “verdad” sobre esa realidad alternativa que promueven. Así que la trampa está en no dar acceso al material en disputa para perpetuar esta idea de algo que rompe paradigmas y que quiere ser ocultado cuando son ellos quienes lo están ocultando. Pero como son ellos, no “los otros”, no se hace alharaca ni aspavientos, al contrario, se molestan porque se le exige poner a disposición de todos esos cuerpos armados. ¿Qué tienen qué ocultar? ¿Acaso se les acabará e circo si los sueltan?

De todas formas, si los llegan a soltar y sale a relucir el fraude, todos gritarán que se les miente. Obviamente que los creyentes aceptan esto con agrado viniendo de gente que creen profesionales y de inmediato toman partido porque al fin sienten que se les da respaldo, sin embargo, no hay diferencia entre ellos y sus ídolos, salvo que los segundos tienen la capacidad económica para generar contenido que fomenta esas ideas. La calidad “documental” da la falsa idea de que es verdad, cómo los programas de “Alienígenas Ancestrales”. En los últimos años el tema OVNI se ha convertido en una industria muy rentable, creando pequeñas empresas audiovisuales afincadas en Youtube que, aprovechándose de los derechos de autor, aniquilan a todo aquel que quiera exponer su contenido como fraudulento. Pero eso ya es otro tema.


Aunque algunos de los verdaderos profesionales se han pronunciado contra este fraude, es difícil decir, sin un análisis físico, a qué animales pertenecen esos restos óseos ya que por lo general los huesos largos han sido mutilados usando sólo las diáfisis, que son las partes medidas de los huesos, no permitiendo su identificación segura y, aunque es fácil reconocer que algunos de esos huesos son de animales o humanos y a qué partes del cuerpo pertenecen como los cráneos y algunos huesos de las extremidades, es difícil precisar la especie. Sobre los cráneos, el doctor en paleontología Rodolfo Salas Gismondi, al desconocer las medidas, sólo pudo asegura por su morfología que podría tratarse de cráneos de cánidos o camélidos, ambas familias con especies ubicadas en el Perú, sin embargo, como ya señalé, es necesario tener el cuerpo para que los profesionales puedan dar una opinión certera y responsable sobre la especie a la que pertenecen los demás huesos. Al mismo tiempo eso reduce grandemente la búsqueda, porque sabiendo el área geográfica y la familia, hay menos dónde buscar. Ya se habían corrido rumores e informes anónimos de que podrían estar hechos con huesos de llama, así que podemos descartar a los cánidos. Sobre los camélidos, en la actualidad hay cuatro especies sudamericanas. Dos de ellas son silvestres, guanaco y vicuña, dos domésticas, la llama y la alpaca, así que entre esas dos últimas podría estar la respuesta pues se usan para consumo humano y además han acompañado al hombre desde tiempos remotos. Cabe mencionar que nadie en el frente escéptico ha dicho que los cráneos son armados, sino alterados, es decir, que un cráneo real ha sido mutilado para después moldear algunas zonas con agregados de otros materiales. Al mutilar el cráneo, resulta obvio que carecen de mandíbula, por lo tanto, de hocico, cuencas oculares y arcos cigomáticos para dejar solamente el neurocráneo, la parte que resguarda al cerebro.


Desgraciadamente los cuerpos están en manos de los delincuentes, se dice, y no los van a soltar nunca, sería como echarse la soga al cuello, además que van subiendo su valor por ser las estrellas del circo, no pueden exponerse a perderlos, pero mientras se sigue alargando el caso, se insulta a todo aquel que se opongan a su perverso juego en el que han mezclado hasta a un Congresista peruano. Se insultó a un investigador inglés, Steve Mera, quien también estuvo junto a los cuerpos y los estudió hombro con hombro enviando igualmente muestras fuera del Perú para ser analizadas, los tocó, estuvo en el lugar y los estudió. El insulto vino porque sus resultados no eran favorables para el caso, pero se vio como una actitud revanchista al saberse que hubo algunas diferencias con Thierry Jamin.


Ante la falta del material físico sólo se puede contar con el material surgido de la primera parte del espectáculo y que ha estado circulando desde el año pasado por varios sitios. Este material se mostró en Francia en un programa de televisión donde varios especialistas dieron su opinión sobre las placas y los “profesionales” que las estudiaron. El desconcierto por haber avalado y defendido como auténticas estas piezas se notaba en los rostros de los científicos franceses que no podían explicarse cómo era posible que eso pudiera haber sido avalado por médicos peruanos. Lo más inconcebible es que se haya hecho la declaración de que alguna vez tuvieron vida. A mí me surge la duda de si estuvieron vivos así, enteros como individuos o cada componente en su animal o humano correspondiente. Suena ridículo, pero juegos de palabras similares son usados por los charlatanes del misterio para embaucar a un público ávido de ser sorprendido. La mayor apuesta del primer promotor, Paúl Ronceros, es que se trata de un armado antiguo. El material de estudio son tomografías, fotografías y radiografías, medios que cualquier especialista puede valorar en cualquier parte del mundo.

Con todo el material que se ha liberado y he recopilado, tendremos que transportarnos a los inicios, cuando Ronceros mostró restos de algo raro a los medios locales a principios de octubre del año antepasado, el día 6 de octubre de 2016, publicado el día 8. El 11 de octubre, al igual que otros usuarios de redes, recibí un grupo de fotos de un entonces desconocido Alan Pérez Muñoz, en ellas podían verse imágenes de una mano de tres dedos y un cráneo que estaba siendo limpiado de una capa de polvo endurecido que lo cubría por completo.





Una vez limpio dejó ver una aparente piel de algún tipo de pasta color gris que, además, tiene consistencia elástica; característica que no dejaba lugar a dudas cuando tira de un trozo que se había filtrado por un hueco del cráneo y al soltarlo regresa a su lugar, se encoje. ¿Cuándo se ha visto que la piel se filtre al interior de una pieza ósea y se comporte como una goma elástica? Al fin logra retirarlo y sigue levantando la cubierta hasta llegar a la supuesta mandíbula que no existe, en su lugar hay hueso plano, por lo que tampoco se ven dientes o lo que esperaría verse en esa parte, como el espacio interior de la mandíbula.


A este cráneo se le tomaron radiografías por cuenta del propietario con el afán de saber qué es lo que tenía en sus manos ¿o acaso como el inicio de una incipiente campaña de promoción? El material se mostró en redes sociales todo ese tiempo hasta que el Instituto Inkari entró en escena. Ahí el Dr. Edson Elard Salazar Vivanco estudió la pieza y las placas, avalando que se trataba de piezas auténticas, en perfecto estado de conservación, de un cráneo con una estructura antropomorfa, pero cuando vemos las placas, resulta obvio que no puede ser natural, mucho menos haber tenido vida alguna vez.


En este cráneo se nota un armado en dos partes, la primera representa la parte frontal, la segunda su complemento occipital. En la parte occipital no están nada claros los bordes del cráneo, incluso hay hueso que se desvía de la línea ósea que viene de la parte frontal dejando claro que no es una sola pieza, lo que le da una cierta forma bilobular. Además, hay un material radiopaco indicando que esa parte es inusualmente más densa en su interior. Eso podría indicar el uso más profuso de algún tipo de resino o que el cráneo está formado por huesos de edades distintas. Entre más edad cronológica tenga un hueso, más denso será, por lo que a los rayos X opondrá más resistencia apreciándose con una intensidad mayor o más radiopaco.


En lo que se supone es la parte frontal podemos ver dos estructuras ovoides, se han querido hacer pasar por las órbitas, pero viendo las características externas, los ojos se sitúan más arriba, estas estructuras en la parte inferior del supuesto cráneo, al nivel de la aparente boca y donde debería estar la mandíbula. Es un amasijo tal que no se puede reconocer una estructura definida. Este fue el cráneo que el 26 de abril de 2017 se puso en manos del Ministerio de Cultura para su estudio, fue sometido a un estudio previo, que ya veremos más adelante y uno radiológico.


Cabe mencionar que el informe de ese cráneo causó gran controversia contra el Ministerio de Cultura, ya que no se hizo un estudio de Carbono 14, pero se calificó como una reconstrucción moderna del cráneo de un animal. De aquí puede partir esa confusión agrandada por los promotores del fraude dejando en la mente de los creyentes que se hablaba del armado de un cráneo, pero en realidad se referían a una recreación. Hay tres documentos resultantes de esa revisión, o al menos son los que poseo. En ellos podemos leer las descripciones que se hacen del material que les fue entregado el 26 de abril de 2017 y ahí puede leerse lo que se dijo exactamente.


Resultaría interesante saber cuál fue la primera impresión de la historiadora Blanca Alva Guerrero, Directora General de Defensa del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura, pues es más que obvio que el objeto, por más curioso que sea, es una recreación, no un verdadero resto natural. Un arqueólogo del futuro diría, es una representación mitológica cuyo origen se remonta al siglo XX.


Tras esta entrega, pasaron 2 meses, no una semana como se dijo en el programa de Anthony Choy del 1 de Julio de 2017, donde se entrevistó a Jois Mantilla y a Jaime Maussan en vías a la conferencia de Lima del día 11 de Julio.

Aquí me permito hacer un paréntesis, pues me resulta relevante que sepan el por qué creo que se escogió el día 11 de julio para la conferencia. Ese día es emblemático en la carrera de Jaime Maussan, el 11 de Julio de 1991 sucedió el Gran Eclipse de Sol, el más largo y último del siglo XX que impulsó su carrera como divulgador del fenómeno OVNI al observarse y grabarse un objeto bastante brillante en el cielo oscurecido que luego resultó ser Venus. 26 años después parece celebrarlo con el anuncio de que, por enésima vez, viene el lobo.

El día 26 de junio de 2017 se genera el siguiente documento donde se da una respuesta sobre los objetos estudiados. En ese documento entregado a Ronceros, puede leerse lo siguiente:


En este documento no se especifica cuál objeto es qué, pero viendo el orden en que se enumeran en el anterior, podemos inferir que con “… restos óseos de animales modernos recubiertos con restos de piel…” se refieren al cráneo, “el otro”, al no decir nada sobre una mano, podemos deducir que se trata de uno de los dos armados que Ronceros mostró en los medios hasta ese entonces, el que mostró el 8 de octubre de 2016, o el armado al que le realizó el estudio espectrométrico donde uno de los componentes principales es Amberlite, una resina sintética desarrollada por una empresa alemana afincada en Estados Unidos, de ahí que ese recubrimiento sea elástico, cosa que debió ser el indicio para que los miembros del Ministerio de Cultura concluyeran que se trataba de un armado moderno, es decir actual. ¿Por qué?, porque si realmente tuvieran la antigüedad que se le adjudica no tendría esa consistencia elástica, ante eso un estudio de C14 no tenía sentido. Un objeto antiguo de piel tiende a hacerse polvo, quebrarse, desmoronarse, no regresa a su posición original cuando se tira de él como si fuera una banda de goma. El concepto “moderno” se utiliza hasta en la venta de antigüedades para denotar que se trata de un objeto de manufactura actual, reciente, una réplica, recreación u obra original con estilo antiguo. Quien no entiende este concepto tiende a ridiculizar a quien lo menciona mostrando su ignorancia y alentando la de los demás.


Ronceros trata de marear la píldora explicando que el Amberlite es la sustancia más cercana en la base de datos del aparato y que en realidad se refiere al ámbar, resina orgánica fósil secretada por las coníferas muy apreciada en joyería y que en algunas ocasiones guarda en su interior insectos. Es conocido desde tiempos remotos, pero, aunque se tratara de esta resina natural, tampoco sería elástica, se quebraría como el barniz tomando en cuenta la antigüedad adjudicada a los armados. En una entrevista concedida a Blas Marco Alemán el 24 de junio de 2017, Ronceros confirma la mezcla con fibras vegetales además de “células humanas sueltas”, de ahí puede provenir la proteína que menciona el técnico, pero parece no estar presente en el resultado del espectrógrafo, inclusive puede tener polvo de restos antiguos para falsear la datación. El 1 de agosto del mismo año, Blas entrevista al Dr. Kasabach, quien analiza los componentes que se ven en la pantalla del espectrómetro, detallando cada uno, como por ejemplo las fibras vegetales, resultaron ser de cáñamo (Cannabis Sativa), una fibra vegetal utilizada en textiles, además de confirmar mi sospecha de que ese “mineral cristalizado” al que se refería Ronceros, es en realidad un algodón impregnado con algún tipo de resina.


Por otra parte, el 2, 4 Dimethyl-Piperidine lo describe como un componente para crear fármacos, pero en asociación con el Amberlite no tienen mucho sentido, sin embargo, la piperidina, el componente básico derivado de la piridina, también se utiliza como catalizador de resinas epoxi y en síntesis orgánicas. El segundo componente es “Grass Smut spores (Carbohy”, esto son esporas del hongo de la hierba, que lo cataloga como carbohidrato, en algún foro leí que esto podría condecirse con la aparición de 2, 4 Dimethyl-Piperidine que también es un fungicida, pero esto no lo tengo confirmado. También encontró una base de algodón y diastasa de malta, una enzima de origen vegetal utilizada como catalizador, convierte el almidón en azúcar, es ampliamente utilizada en la industria cervecera. Se obtiene de una gran variedad de plantas, entre ellas el trigo. También se cataloga como carbohidrato. Ya en conjunto, esto podría ser un 40% de contaminación, salvo el amberlite y el 2, 4 Dymethil-Piperidine, que podrían ser resina y catalizador.


El tercer documento se emitió dos días después, el 28 de junio de 2017, pero no es más que un recibo donde se deja constancia que el Ministerio De Cultura regresa las piezas a Ronceros, confirmando el diagnóstico del documento anterior.


Aquí no queda duda del hecho de que el cráneo es rearmado y moderno, el otro objeto, uno de los pequeños cuerpos, al ser armado con pedacería ósea, no puede determinarse su procedencia, además de que, sin un examen de ADN, tampoco puede determinarse la especie de animal que fue usada para armarlo. Puedo suponer que el cuerpo entregado junto con el cráneo es el que ya se había analizado para corroborar el diagnóstico del espectrómetro (B), cuya muestra se tomó del torso, no de un pie, donde se dice que hay cierto pegamento porque se le dañó a Ronceros y lo “pegó”. En la imagen puede verse de dónde se tomaron las muestras. La muestra para el primer análisis espectrométrico se tomó del torso, la de la rodilla debió ser la tomada por el Ministerio de Cultura. La otra figura (A) es la primera que se mostró en los medios a principios de octubre de 2016, tomada del informe periodístico.


El 27 de octubre de 2018 se publica un video donde el doctor Flavio Estrada Moreno da pormenores de las piezas que le fueron referidas por la fiscalía de Cuzco para su análisis en agosto del año pasado, el reporte es del 6 de octubre de 2017, seguramente producto de las pesquisas que la fiscalía realizaba en esas fechas. Se hizo un estudio espectroscópico y obtuvo resultados similares, aunque más específicos pues, al parecer, el espectrómetro es de una mayor capacidad y profundidad. Entre sus componentes principales, que son una gran cantidad, destacó un pegamento escolar, conocido químicamente como acetato de polivinilo, que es soluble en agua. Requiere mucho tiempo para endurecer y se reactiva al contacto con el agua. Esta pasta de pegamento no sólo estaba en la parte que se decía había sido pegada, sino en todo el cuerpo, así que, según ese estudio, hablamos de piezas recubiertas con algo similar al papel maché.

Otra serie de radiografías fueron sacadas a otro par de cráneos de similar manufactura, aunque con una técnica más depurada. La parte occipital está más cuidada, trataron de conservar la forma del cráneo, pues mientras en el anterior la parte occipital parece sólo tapar un hueco de muy mala gana, en estos tiene una forma más suave, aunque todavía hay indicios visibles de manipulación. Estos podrían ser la segunda o tercera generación, el ensayo previo para los armados de cuerpo completo, al menos de los que hemos visto, Atok Marka incluidos, pero en estos conservaron las crestas sobre los ojos, partes del cráneo que no dejan lugar a dudas de cómo fueron hechos, aunque hay diferencias muy sutiles entre ambos.


En las radiografías, que se ordenan en lateral, superior y frontal, podemos ver en la lateral esa manipulación presente en el arco nasal, alto en el primero, bajo en el segundo y en la parte occipital una saliente que rompe la curvatura craneal. En la vista superior hay una diferencia bastante notoria con la orientación y proporción del foramen magnum ubicado entre dos estructuras óseas, así como un abultamiento lateral en uno que no está en el otro. En la parte donde debería estar mandíbula también hay diferencias bastante notorias, así como en la parte trasera; el supuesto occipital que termina en un cardioide (forma de corazón) parece tener una visera muy tenue, notoria como un estilete blanquecino en la parte posterior de la vista lateral, con eso podemos deducir que se trata de una placa ósea bastante delgada, cosa extraña para el cráneo que debería proteger el cerebro, da la impresión de estar abierto o que por esa parte continuaba hacia otra estructura ósea.


En la imagen he marcado 4 áreas de estudio, en la A vemos la comparación de las proporciones y disposición de las partes del cráneo 1 y 2, analizados por el Dr. Edson Salazar Vivanco. He puesto dos grupos de líneas de colores, uno para cada cráneo para luego comparar proporción y disposición. La línea roja y azul delimitan le inclinación y extensión del rostro, podemos ver que el cráneo 1 tiene una inclinación hacia adelante mientras el cráneo 2 es completamente vertical. También se puede ver que la extensión es distinta, el cráneo 2 es más alto que el cráneo 1. La línea amarilla y la verde, miden la parte interna de la supuesta cara, desde la sutura de la cresta hasta el borde de la supuesta quijada. De nueva cuenta vemos variación en la inclinación y tamaño. La línea naranja y magenta miden la altura total del cráneo desde la parte más alta hasta la base de la supuesta quijada. También vemos una diferencia entre sus medidas. Por último, la línea blanca y la línea negra miden el largo del cráneo, desde la punta de la supuesta nariz hasta esta protuberancia en la parte posterior. También hay una ligera desviación y diferencia en las medidas. Estos cráneos son auténticos, según el equipo que los estudia, sin embrago hay diferencias entre ellos y, en resumen, el cráneo 2 es más voluminoso que el 1. Eso podría indicar que se trata de dos especies distintas, pero de la misma familia.

En las secciones B, C y D se comparan detalles de ambos cráneos. En la B comparo los rostros en los que podemos ver enormes diferencias en la estructura nasal que parece ser sólo una lámina dispuesta como una especie de chapa flotante. Mientras en el cráneo 1 se muestra como una suave curva, en el 2 podemos ver un pronunciado ángulo de casi 90º. En la parte correspondiente a la supuesta boca, hay diferencias bastante obvias en sus componentes además de la alineación y altura que hay entre la frente y la supuesta mandíbula. En la sección C comparo la extraña saliente que se ubica en la parte trasera del cráneo, parece un trozo de hueso roto o cercenado. Resulta obvia la diferencia en tamaño y forma. La imagen muestra menos densidad, lo que significa que se trata de hueso muy delgado, pero ¿Qué hace ahí? Aunque el doctor Edson Salazar identifica en esa zona un seno occipital que en los subtítulos lo traducen como lóbulo occipital, parece no ver o no darle importancia a esa parte.


En la sección D vemos un detalle de la zona bucal, donde también hay claras diferencias. Lo que más llama la atención es que esa supuesta mandíbula tiene 2 suturas fragmentándola en 3 partes donde la tercera muestra manipulación pues sus bordes no son nada definidos ni parecen tener la misma configuración.

Regresando a la sección A, podemos ver una estructura de forma poligonal que el biólogo ha identificado como cócleas, mientras que el Dr. Salazar Vivanco las define como surcos orbitales. Ambos también identifican “claramente” los huesos nasales, órbitas y bocas, pero para el radiólogo Raymundo Salas Alfaro es evidente que ahí no existe hueso. El doctor Raymundo Salas tiene más de 35 años de experiencia, Edson sólo 5 y Ríos López 3, además Salas Alfaro es radiólogo. Cabe mencionar que hace poco más de un año el doctor Salas opinaba diferente, incluso decía que para él eran auténticos porque los rostros de cada uno son distintos, cada uno tiene su propia personalidad, refiriéndose a los llamados “La Familia”, armados del tipo Josefina presentados en agosto del año pasado, pero no decía nada sobre los huesos de la cara, hoy sigue diciendo que son auténticos, pero ya no está tan seguro de los huesos faciales.


En la tercera placa, en la vista frontal, no existe mandíbula, tampoco hay viscerocráneo (huesos de la cara), en su lugar sólo hay un hueco que deja ver la “parte posterior” de la cavidad craneal. No existen símiles de los huesos frontal, esfenoides, cigomático, maxilar, etmoides, lacrimal y el palatino que, en conjunto, forman las cavidades orbitarias, por lo tanto, no existen órbitas oculares. Está bien creer que son alienígenas y pueden ser diferentes, pero en algún lado deben embonar los ojos para que los músculos y nervios hagan su trabajo.



Sabemos que el rostro está ahí sólo por la leve insinuación de la cara externa en la placa radiológica, pero no hay nada interno que la sustente, por lo que la sospecha de que el rostro está moldeado con la misma pasta que recubre al cráneo es más que fundada.

Este último par de cráneos no tiene diferencia alguna con los cráneos de Josefina y Alberto, muestran la misma estructura y los mismos detalles que he estado describiendo. En la siguiente imagen se puede ver una comparativa de los cráneos sueltos, analizados, estudiados y validados por el Dr. Edson Salazar Vivanco y los cráneos de la pareja de armados que el biólogo José de la Cruz Ríos López avala más allá de toda duda o sospecha. El video donde Edson avala inclusive al cráneo de Ronceros ya no está en el canal de Alien Project, pero sí en el canal de Ronceros.


Pensando en todo lo anterior y tras haber visto el material burlón publicado el día 13 de septiembre en Youtube, descarté los cráneos de caninos, ya antes el biólogo Ríos había descartado a las llamas, así como también descartó que la cara de los armados esté moldeada superficialmente en la parte trasera de otro cráneo. Su corte axial del cráneo de llama es solo una conveniente vista tomográfica. Debemos recordar que una tomografía se conforma de cortes radiológicos sucesivos a medida que el cuerpo a analizar pasa por el túnel del tomógrafo, lo que va dando una serie de imágenes consecutivas con las cuales se pueden examinar partes específicas en cada sección y, al final, construir una imagen tridimensional digital utilizando todos esos cortes, como en la siguiente representación 3D del cuerpo de María con 115 cortes, a mi juicio, muchos menos de los que podrían hacerse para una muestra “tan importante” de vida "no humana" en nuestro planeta.


Lo que sí se sabe es que el pez por la boca muere y esto se hace patente en varios de los intentos por validar la hipótesis de que el cráneo de llama no es uno de los animales usados para alterar su cráneo, uno de esos intentos es la siguiente lámina que en lugar de refutarlo lo confirma.


En la lámina podemos ver cómo enfrenta uno de los cráneos que llama “Reptil humanoide” contra los cráneos de Lycaon pictus, conocido vulgarmente como perro salvaje africano, animal que no existe en el Perú, también llamado perro hiena; un cráneo de Lama glama, la llama doméstica y el Felis silvestris ssp que en realidad es Felis silvestris spp (spp de especie), que se refiere a una especie de gato africano, más específicamente sería correcto citarlo como Felis silvestriscatus si se refiere al gato doméstico.

El cráneo del armado mira a la derecha, y los tres cráneos con que lo compara miran todos a la izquierda, sin embargo, si vemos la última fila de su esquema, veremos que lo que él identifica como cóclea en el armado y que ha coloreado en rojo, está en la misma posición que las bullas timpánicas de los otros tres cráneos, en el tercio posterior, dejando de manifiesto que el armado tiene la cara en el lado contrario, en la parte occipital.


Como segundo punto, también comete un error al mostrar todos los cráneos, en vista axial (segunda fila), en su posición normal, porque el cráneo del armado no está en su posición normal, con todo lo anterior puedo asegurar que está girado 27º en sentido antihorario, es decir, contra las aguas del reloj, para que el occipital dé la cara de manera frontal y ahí poder moldear la cara del armado con la pasta que ya hemos definido. Por esa misa razón las cavidades craneales contra las que lo compara parecen distintas, con menos volumen. Esa inclinación se debe a la mutilación del hocico real del animal usado para hacer la modificación y convertirlo en esos cráneos supuestamente extraños.

El rostro del animal que han usado ha sido cortado y completado con hueso para cerrar la cavidad craneal y dar forma al falso hueso occipital, razón por la que esos cráneos presentan un amasijo caótico en sus primeras versiones, trabajo que fue perfeccionándose a medida que adquirían práctica. Sin embargo, aún pueden verse las mismas huellas de manipulación en la parte trasera del cráneo de Josefina. El cráneo de Alberto es más burdo, y parece ser de una serie anterior o hecho por el aprendiz, el cráneo tiene similar configuración al cráneo suelto Nº 3 si tomamos ahora como cráneo Nº1 el de Ronceros, aunque con más argamasa y hueso en la parte donde se hizo el corte del hueso frontal real, dejando ver una zona bastante más gruesa que en la parte posterior del cráneo de Josefina. El cráneo de Josefina tiene una configuración similar al cráneo Nº 2, aunque en apariencia un poco más abultado en la parte superior, sólo en apariencia, aunque puede haber ligeras variaciones, por ejemplo, por la edad de los cráneos, la cronológica, no la radiocarbónica. El ángulo de inclinación es menor, 13º por cuestión postural, pero la configuración es la misma y cuadra perfecta con el cráneo Nº 2. Esas zonas radiopacas en el borde del cráneo a lo largo de los parietales y supuesto occipital, mucho más notorio en Alberto. 

Con esto se comprueba que hay una relación directa entre los cráneos sueltos, incluido el de Ronceros, con los dos armados más famosos después de María. Por otra parte, todos los cráneos y armados han sido avalados en alguna ocasión por el Instituto Inkari en la figura del Médico Cirujano desde 2013 por la Universidad de Aquino Bolivia, Edson Elard Salazar Vivanco, fotos y vídeos así lo atestiguan y por el Médico Radiólogo Raymundo Salas Alfaro, egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima, Perú, con más de 35 años de experiencia en su campo. En el caso de Tercer Milenio, han sido avalados por José de Jesús Zalce Benítez, Médico Cirujano desde 2005 por la Escuela Médico Naval con Maestría en Medicina Forense desde 2009 por la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea en la Escuela Militar de Graduados de Sanidad, según obra en los registros de la Secretaría de Educación Pública del Gobierno de la República, desempeñándose desde entonces en labores administrativas según consta en información con fecha 5 de septiembre de 2017, obtenida a través de la solicitud con folio Nº 0001300079217 hecha a la Secretaría de Marina por medio del INAI, Instituto Nacional de Acceso a la Información del Gobierno de la República y también por José de la Cruz Ríos López, biólogo desde 2015 por la Facultad de Ciencias Químico Biológicas de la Universidad Autónoma de Campeche.

En las siguientes tablas podemos ver dos conjuntos de cráneos, una tabla para los cráneos sueltos, el Nº 1 que se relaciona directamente con Paúl Ronceros y el Dr. Edson Salazar y los Nºs 2 y 3 directamente con todo el equipo. La segunda tabla muestra los cráneos de Josefina y Alberto, lográndose ver grandes diferencias estructurales entre uno y otro.



En el cráneo humano existen diferencias entre masculino y femenino, pero básicamente son craneométricas, no estructurales, siendo el cráneo femenino sensiblemente más pequeño que el masculino. Entre los armados, Alberto tiene un rostro más hundido, mientras el de Josefina es más prominente, es bastante notoria la diferencia de inclinación del rostro entre ambos, pero, como ya lo comenté, eso es sólo postural. Los supuestos huesos del rostro, aparentemente visibles en las placas laterales, también tienen sustanciales diferencias, cosa que no sucede tan notoriamente entre los cráneos sueltos, pero ambos carecen de huesos en el rostro si vemos las radiografías frontales, por lo que los elementos óseos visibles son partes del hueso occipital que ha sido perforado y las partes del sistema auditivo, que el biólogo identifica cómo cócleas, en Alberto están arriba, lo que indica una alteración interna del cráneo del animal usado. Sin embargo, en el cráneo de Ronceros, muy similar al de Alberto, el doctor Edson Salazar Vivanco identifica una cavidad ocular donde Alberto tiene el sistema auditivo.

Otro detalle que se ha capitalizado de las radiografías de esos cráneos sueltos, son lo que el doctor Salazar llama "los oblicuos", que no son más que los párpados del monigote que se han hecho pasar como una especie de hueso translúcido para hablar de huesos de un rostro cuando en realidad es la imagen de la cara externa de esos cráneos. Se ha perforado para desaparecer el verdadero foramen magnum, que en algunos otros armados puede verse.




Pero regresando al tema, la cóclea es el órgano que transforma los estímulos auditivos en ondas eléctricas que el cerebro codifica como sonido, no es un hueso, es un órgano blando sólo reconocible en tomografías por el lugar que ocupa dentro del hueso temporal, en algunas ventanas tomográficas podría ser visible, pero con las tomografías tan malas de Salas Alfaro no se puede distinguir a detalle. Esto es en realidad las bullas timpánicas, sólo presentes en mamíferos cuadrúpedos inferiores, el ser humano y los reptiles no las tienen, por lo que llamar a estos armados “reptiles humanoides” es una aberración, eso sólo responde a la imaginería de la cultura popular sobre seres del espacio, así que estos armados de ninguna forma son reptiles o subespecies de ellos, además los reptiles tienen 5 dedos, como los humanos, y no tienen cóclea. En el ser humano la cóclea se localiza en el oído medio, dentro del hueso temporal, no visible desde la parte interior del cráneo, al interior del cráneo sólo es visible el conducto auditivo interno.

Como ya he apuntado antes, los huesos con los que han sido conformados estos armados pueden identificarse de manera general, pero no puede saber a qué animal pertenecen a menos que se realice un estudio genético, cosa distinta con los cráneos, ya que es una estructura bastante definida que además tiene un factor relevantemente, el interior de la cavidad craneal. Como ya mencioné, el Dr. Salas Gismondi se refirió a ellos como cánidos o camélidos, pero los caninos tienen una cavidad craneal alargada y chata, lo que da una forma oblonga, entre los camélidos, como ya he mencionado, tenemos sólo 4 especies que habitan el Perú, dos silvestres, la vicuña y el guanaco, que descarto por ser silvestres y dos domésticas, la llama y la alpaca, reduciendo notablemente más la búsqueda. Sobre eso basé este análisis, llegando a la conclusión de que el cráneo pertenece a una de estas dos especies o ambas, Vicugna pacos, nombre científico para la alpaca, anteriormente designada como Lama Pacus. El cambio de nombre se debe a que en 2001 se publicó un artículo que detalla la investigación genética realizada para determinar el origen de la llama y la alpaca domésticas, descubriendo que la llama desciende del guanaco y la alpaca de la vicuña o la Lama glama, nombre científico de la llama. En la siguiente imagen podemos ver el esquema de estas cuatro especies oriundas del Perú.


El cráneo del gato, en promedio, tiene unas medidas craneales un poco mayores que la mitad de las medidas de los armados. Así que ese está descartado desde un principio, además que el Dr. Gismondi mencionó felinos sólo de paso, se enfocó más en caninos y a este respecto consideré el zorro rojo y algunas variantes, pero el tamaño del cráneo tampoco da las medidas que tienen estos armados.

Las siguientes tablas pertenecen a un estudio craneométrico desarrollado por el Laboratorio de Anatomía Animal y Fauna Silvestre de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Lima, Perú. Esta investigación fue publicada en la Revista de Investigación Veterinaria en su volumen 27 Nº 3 en Lima, ejemplar correspondiente a julio/septiembre de 2016. En ella se utiliza la nueva designación científica para la alpaca y se detallan las medidas osteométricas de un cráneo de alpaca adulta.


Entre los entusiastas del caso Nazca se han discutido muy someramente las medidas del neurocráneo de cualquier animal que se ha propuesto como candidato, pasando del frailecillo al gato, al perro y finalmente a la llama, pero sólo con sobreposiciones sin medidas reales o aproximadas, en algunos casos exagerando la nota, incluso se nos regalaba hueso para tratar de alcanzar, gráficamente, las proporciones de los armados sin éxito, sin embargo, aquí, podemos ver que no es necesario regalar hueso para hacer cuadrar las mediadas del neurocráneo de la alpaca con los cráneos de los armados. Las zonas marcadas en rojo son los puntos de interés para determinar que este es uno de los cráneos usado en el armado, zonas que a continuación se extraen de esta primera tabla:

Ancho Máximo del Neurocráneo (AMN): Distancia máxima entre los extremos laterales de la cavidad craneana. Según la tabla, en un ejemplar adulto, las medidas varían desde 6.78 cm a 5.46 cm.

Longitud Craneal (LC): Es la medida que va desde el hueso frontal hasta la cresta el occipital, lo que llamaríamos profundidad. Según la tabla, en un ejemplar adulto las medidas varían de 15.03 cm a 13.86 cm. Pero aquí haré la aclaración de que con la inclinación de 27º que tienen el cráneo Nº 2, que será el que usaremos en la comparación, esta distancia se vería sensiblemente reducida, aunque como no sabemos la edad del cráneo podría variar y a eso debemos agregar la prominencia del rostro moldeado en esa parte. Además, como se puede observar en el esquema, esta distancia rebasa las órbitas del cráneo, obviamente no presentes en los cráneos de los armados, pues se ha mutilado el hueso frontal bordeando la cavidad cerebral, punteada en rojo, sobre la sección supraorbitaria del hueso frontal, pasando por los agujeros supraorbitarios y finalmente llegando a la sutura del par frontal.


Los puntos en color verde es un corte que no se realizó, esa parte es la que le da la forma de cardioide en las placas a la parte occipital y es la razón por la cual se ve una porción saliente de hueso en esa zona. Un indicio más de que el cráneo de los armados es el resultado de la manipulación intencionada de estos cráneos.

Longitud de la Cresta Sagital Externa (LCSE): Distancia desde el extremo caudal de la cresta sagital externa al origen de su bifurcación craneal. Según la tabla, en un ejemplar adulto las medidas varían de 4.42 cm a 3.36 cm.

Altura craneal (sin mandíbula) (AC): Longitud desde punto más alto del hueso frontal a la base del proceso yugular. Según la tabla, en un ejemplar adulto las medidas varían de 9.2 cm a 7.76 cm. Aquí cabría hacer una aclaración pues, en el cráneo suelto Nº 2, el que usaré para comparaciones, tiene 27º de inclinación en sentido antihorario, por lo que esta medida se verá sensiblemente reducida, pues iría de la base del supuesto mentón hasta el descenso de la curvatura craneal del supuesto occipital. Sin embargo, el cerrar la parte trasera para ocular el corte sobre el verdadero rostro del animal puede incluso crecer un poco, como en el caso del cráneo Nº 1, el de Ronceros, que es un amasijo de hueso y pasta donde se ve claramente el alargamiento y el mal armado fuera del patrón natural.


En esta segunda tabla tenemos:

Distancia Intercraneal (DIC): Distancia mínima entre los márgenes medios de las órbitas oculares. Según la tabla este valor puede estar entre 8.86 cm a 7.62 cm. Esta medida no importa tanto, ya que no tenemos esa parte en los armados, pero es un punto de referencia del tamaño que puede alcanzar el ancho del cráneo por el aumento en la parte occipital, frontal del animal utilizado y por el empalme de piel o pasta y tierra de diatomea.

Altura del Neurocráneo (HNC): Distancia vertical desde la indentación más profunda de la silla turca hacia la capa interna de la cubierta del cráneo. Según la tabla, esta distancia puede estar entre 6.2 cm y 5.19 cm.

Longitud del neurocráneo (LNC): Longitud comprendida a lo largo de la línea media de la indentación más profunda de la unión frontoetmoidal hacia la cara interna de la protuberancia occipital externa. Según la tabla, esta medida puede estar entre 10.0 cm y 8.56 cm.

La señalización de estas medidas sólo ha sido con la finalidad de comprobar que están dentro del rango de medidas que el biólogo ha reportado para el armado llamado Josefina. Estas medidas podemos verlas en su brillante carta taxonómica donde la bautiza como “Reptil humanoide”. En esa hoja podemos ver que las medias del cráneo son de 11.37cm para la longitud craneal, que en la alpaca va de 15.03cm a 13.86cm, pero como se ha bordeado la cavidad, se han perdido en ese corte entre 2.35cm y 2.55cm, así que estamos dentro del rango y 7cm para la altura craneal, donde en la alpaca va de 9.21cm a 7.76cm, pero como se ha inclinado 27º, esa altura se reduce, así que también estamos dentro del rango. El ancho no lo especifica en su dibujo, pero por una regla de 3 simple obtenemos un valor de 6.30cm para el ancho máximo del neurocráneo que en la alpaca va 6.78cm a 5.42cm, también estamos dentro del rango. Y creo que no sobrará hueso para regalar. Para no perdernos entre tanta cifra, las he colocado en una pequeña tabla:


Con estas medidas confirmamos que estamos dentro de los parámetros de las medidas que ha dado el biólogo Ríos para su “Reptil humanoide”, alias Josefina. Ahora sólo queda hacer una pequeña comparativa de los elementos que forman los cráneos de los armados contra los de la alpaca, de la que tomaremos el corte sagital para ver los detalles interiores, visibles en las placas radiográficas.


Los puntos destacables en la imagen anterior que dejan ver las similitudes estructurales entre el cráneo de la alpaca con el de uno de los cráneos de los armados son los siguientes:

1.- La sutura de la cresta occipital, donde claramente se ve un corte que reduce su longitud, seguramente al perforar el hueso occipital con lo que también desaparece parte del cóndilo occipital (a), la parte redondeada dónde han situado la boca del armado.

2.- En esta parte podemos ver lo que el biólogo identifica como la cóclea, si bien es ahí donde se localiza, lo único que podemos ver es la bulla timpánica que en la alpaca y en los camellos es una lámina ósea comprimida lateralmente, como la vemos en el corte sagital, mientras que en la llama es proporcionalmente más grande y redondeada, presenta algunas perforaciones y una forma que lo asemeja a un panal de abejas. Si vemos esta estructura en la radiografía del armado veremos que se relaciona perfectamente pues en la parte que va diagonalmente de la sutura de la cresta occipital a la bulla timpánica podemos diferencia una parte oscura (b) y una parte brillante (c), la brillante, que es la bulla timpánica, indica más densidad ósea mientras que la oscura es más delgada, que es lo que se esperaría ver en una radiografía del cráneo con el que lo estamos comparando.

3.- En esta parte podemos ver la unión de tres huesos que se unen en el piso del cráneo, en la parte más distal está el hueso occipital (d), le sigue el hueso basiesfenoides (e) y por último el hueso preesfeniodes (f). En el armado sólo podemos ver el occipital, una parte del basiesfenoides y el tercero ha sido mutilado junto con la parte frontal del cráneo original.

4.- Este es el punto donde el hueso frontal desciende para unirse al hueso nasal, es la parte donde se ha hecho el corte. Como ya lo mencioné, el corte se ha hecho bordeando el neurocráneo eliminando el viscerocráneo, por lo que ha quedado una lengüeta fácilmente visible en la parte posterior del armado que en realidad es el hueso frontal del camélido, se pueden apreciar dos puntos importantes, la curvatura interna del neurocráneo (g) y la curvatura externa del hueso original (h) donde el hueso frontal se bifurca para unirse al hueso nasal.

5.- Como señalé en el punto anterior, aquí se puede ver la curvatura externa del hueso frontal, que se une al hueso nasal. Como se ha bordeado el neurocráneo, ha quedado esa lengüeta ósea de menor densidad, por eso aparece en las radiografías de forma muy tenue, pero deja ver sin lugar a duda que en esa parte el hueso continuaba. Como la cubierta del cráneo parece no ser radiopaca, no podemos saber hasta dónde llega la capa que simula la piel.

Como un dato confirmatorio aquí podemos ver cómo se ajusta el cráneo de la alpaca al cráneo armado.


Acá en más detalle:



Otro detalle interesante que salta a la vista, pero no han señalado los involucrados es que bajo el cráneo de Josefina puede verse una protuberancia si se le ve de frente:


Esas mismas protuberancias se ven en el cráneo que Paul Ronceros despelleja, retirando la capa de gomosa para dejar ver el hueso. En esta imagen podemos apreciar una gran diferencia en la densidad ósea entre el cráneo y el resto de los huesos, lo que también indica el armado por la diferencia de edades y por lo tanto de su densidad. Se pueden apreciar incluso los párpados, que están en el exterior, lo que nos da una idea muy clara de que no hay cavidades oculares ni estructuras óseas detrás del rostro.



¿Qué son esas protuberancias? Se llama hueso pterigoides y se localiza en parte trasera de la base del cráneo, entre la sutura que une el hueso basiesfenoides con el hueso occipital. Ese es el sitio donde se ha practicado el falso foramen magnum cuadrado para centrar el cráneo en el cuello del monigote.

¿Pero qué significa que podamos ver ese hueso ahí? Qué se trata de un cráneo al que le falta la mandíbula, pues esos dos huesos entre los que se ha practicado esa horadación son la extensión trasera del paladar del animal original, es decir, carece de quijada, esos cráneos, como ya vimos, sólo están formados por el neurocráneo de auquénidos a los que se les ha moldeado un rostro de acuerdo con las creencias populares actuales sobre los extraterrestres.


Y como parte final, comparémoslo con el cráneo de Josefina, al parecer la “Pièce de résistance” en los modelos de su tipo incluido Alberto.


Las diferencias que hemos visto entre los cráneos 2 y 3, tomando en cuenta que el 1 sería el de Ronceros, son las mismas diferencias que vemos en los cráneos de Alberto y Josefina, lo que nos da pequeñas variantes en el ajuste del cráneo sobre Josefina, pero esas diferencias pueden verse en los dos tipos de cráneos, de alpaca y llama, si los vemos desde su parte externa. Son ligeras diferencias, pero las hay, y eso es lo que los hace distintos, muy notorio en el tipo de cresta occipital.


No está de más recordar lo que cada experto dijo en su momento sobre estos cráneos, cosa que será buena para el futuro, cuando este caso caiga en las manos de los verdaderos científicos y no sólo entre profesionistas entusiastas del tema OVNI.


Para terminar, señalaré algunos otros puntos que hacen que estas figuras sean indudablemente el producto de un armado moderno, burdo y además un claro atentando al patrimonio cultural por las dataciones que se han reportado.

1.- EL FORAMEN MAGNUM

Debemos recordar que el radiólogo Raymundo Salas Alfaro comentó que había hecho un hallazgo formidable y para esto mostró la base de los cráneos de Alberto y Josefina, como si eso probara algo, los forámenes de los vasos y nervios. Pero como es un cráneo real, aunque alterado, no tiene nada de extraordinario que muestre esas estructuras anatómicas, esto se debe a que se malinterpretó lo que se decía sobre el armado, pensando que se refería a que los cráneos habían sido modelados desde cero, cosa que nunca se dijo, sólo fue uno de los tantos hombres de paja que algunos de los creyentes han creado para ridiculizar a la parte opositora, sin embargo, en su afán por demostrar que los cuerpos son auténticos puso en evidencia el verdadero foramen magnum que, como ya vimos en todo este análisis, se localiza donde los “expertos” sitúan el viscerocráneo del armado. Esta es la tomografía que se muestra en el episodio 7 de la serie “En Busca de los dioses perdidos” que se transmite por GAIA TV tras contratar el servicio.


En esa parte, el médico forense José de Jesús Zalce Benítez describe la anatomía del supuesto cráneo extraño. Donde se puede ver claramente el verdadero foramen magnum, él describe una boca rudimentaria que no tiene la capacidad de masticación, sólo la de deglución, puesto que no se definen piezas dentarias ni una mandíbula funcional.


El biólogo José de la Cruz Ríos López también hizo lo propio en una de las tantas entrevistas que ha dado, mostrando uno de sus esquemas, bastante rudimentario, donde puede verse también esa estructura.

2.- EL FACTOR COMÚN Y LA CULTURA POPULAR

Una de las características más obvias entre todos estos cuerpos son sus enormes ojos circulares, con los párpados cerrados e inclinados, oblicuos, aunque en algunos se aprecia una pequeña abertura al igual que en algunas de las supuestas bocas. Sin duda el sello del artista, la firma creadora del autor intelectual, la manera en que él o ellos, conciben a los extraterrestres. Desde los de 20 cm hasta María, todos tienen el mismo sello. Cuando este caso iniciaba, y al ver los rostros de las primeras piezas, recordé la imagen de un geoglifo que me llegó por medio de un amigo justo 3 años antes de que iniciara este circo, el 12 de octubre de 2013. El geoglifo parece ser un rostro ovalado con enormes ojos cerrados además de una nariz y boca muy pequeñas, casi imperceptibles. Si esto tiene alguna relación con el caso, indicaría que la idea de hacer estos armados bien podría venir de más atrás del 2015, año en que se supone se dio con el inexistente lugar del supuesto hallazgo.


Esta misma figura me llevó a Japón, por el parecido que tienen tanto el geoglifo como los armados con las figuras Dogû hechas de arcilla, pertenecientes al período Jômon, situado entre el 14,500 y el 300 antes de nuestra era. Estas figuras saltaron a la fama gracias al hotelero suizo Erich Von Däniken que veía en ellas trajes espaciales presurizados. La mayoría de estas figuras tienen senos, cinturas pequeñas y el abdomen abultado, por lo que se les considera diosas relacionadas a los cultos chamánicos de la fertilidad.


Por otro lado, viendo las primeras figuras pequeñas de cuerpos delgados y largos cuellos sobre los que se sostiene una cabeza de forma cónica, me recodó, como a muchos, al extraterrestre de Steven Spielberg, incluso los “especialistas” del caso llegaron a decir que los cuellos de los armados tipo Josefina tenían la capacidad de extenderse y plegarse, nada más obvio para un conocedor del cine de ciencia ficción que un cuello retráctil. Como siempre, la ciencia ficción lo muestra primero y los entusiastas de los platillos voladores los toman para sustentar sus creencias aludiendo a que el cine nos está adecuando para el contacto.


Cuando sale a escena María y sale a relucir que la arcilla que las cubría era tierra de diatomea, un desecante e insecticida natural compuesto de sílice, producto de microscópicas algas fosilizadas, se agregó una idea más. La sospecha de que también pudieron haberse inspirado en las momias egipcias, esta idea me vino por la similitud del rostro con el del faraón Ramsés II y el uso de ese polvo desecante. En el antiguo Egipto se utilizaba un polvo similar, el natrón, una mezcla de carbonato y cloruro sódicos que cumplía la función de deshidratar los tejidos, pero a diferencia de estos cuerpos remanufacturados, los egipcios retiraban el natrón lavando el cuerpo para luego rellenarlo y embalsamarlo con aceites y resinas. Finalmente se vendaba. El proceso duraba 70 días y podían usarse, según las últimas investigaciones, hasta 250 kilogramos de esas sales.


En este pequeño recorrido puede verse una cierta evolución desde lo legendario y mítico, pasando por lo fantasioso, hasta llegar a algo más serio y formal con María. Wawita se sale un tanto del esquema pues no han alterado el cráneo. Así que modelos sobran y la intención de validar creencias ha acompañado al hombre desde siempre. También se nota una elevación en la talla de los promotores de las piezas. Primero las piezas sueltas, la tarjeta de presentación con Paul Ronceros; después el gancho con los modelos que empezó a mostrar Inkari, hasta llegar al climax con María, reservada para Jaime Maussan que no vaciló en promocionar el caso pues además ya tenía compromiso con GAIA.TV, patrocinadora de la expedición llamada “Proyecto Perú”. Pero no hubiera cambiado mucho el rumbo de las cosas, sobre todo después de haber visto la que se armó con la momia de un niño nativo americano de 2 años el 5 de mayo del 2015. Aún lo defienden y sin cuerpo, ahora teniendo cuerpos ¿creen que van a dejar de roer el hueso?


3.- EL INFORME DE RESOCENTRO


Acá una transcripción del original:


El 31 de marzo de 2017 se extiende un reporte sobre un cráneo que fue analizado por RESOCENTRO, un centro de radiodiagnóstico a solicitud de Paúl Ronceros. En ese informe destaca lo siguiente:

a) Conductos auditivos externos se encuentran ocluidos en su porción más externa.

Significa que los conductos auditivos externos están cerrados, un pequeño detalle que se les escapó a los armadores al cubrirlos con esa pasta sintética. Todos los cráneos están en la misma situación, con o sin cuerpo, sin embrago el biólogo Ríos López habla de cócleas sin notar que no hay canal auditivo externo y el cirujano Salazar Vivanco habla de surcos orbitarios para el cráneo 2 y 3, mientras que para el 1, el de Ronceros, lo pasa por alto situando la órbita en una zona radiolúcida, sobre la lámina auditiva, pues a diferencia de los cráneos 2 y 3, el rostro no se distingue en el 1 pues el verdadero hueso occipital fue completamente perforado, igual que en los cráneos de Josefina y Alberto. En los cráneos 2 y 3 se han hecho 3 orificios. Un dato curioso es que en el cráneo 2, identifica un seno occipital, y pasa por alto el seno frontal del camélido, la parte que ya describimos que puede verse en la parte trasera de los cráneos armados. Aquí marcada en rojo en la parte frontal superior de un cráneo de alpaca adulta.


b) Leves depresiones a ambos lados de la porción anterior que podrían corresponder a las órbitas. No se observan hendiduras en las mismas que sugieran el acceso a estructuras vasculares o nerviosas.

Con esto dicen que, aunque por fuera parece tener ojos, internamente no hay nada que lo sustente. Esto resulta evidente en el video “El Cráneos de los Andes” cuando Ronceros introduce un cartucho de bolígrafo por el falso foramen magnum, demostrándose que el cráneo es completamente hueco desde la parte frontal hasta la posterior. Lo mismo sucedió en una entrevista realizada por Alberto Casás, donde introdujo un clavo por las aberturas de los ojos de otro cráneo, demostrando que no existen órbitas, sólo se sugieren con la parte externa donde se ha moldeado la cara.


c) No se observan estructuras que conformen un macizo facial (fosas nasales, tabique nasal).

Este punto confirma el anterior, puesto que si no existen órbitas es porque no están presentes los huesos que las forman, entre ellos los de la nariz, cosa que el doctor Edson Salazar sí vio alegando que es la mejor pieza que había visto.

e) Se observa trazo de fractura de orientación sagital… impresiona post mortem.

Esto significa que hay una rotura en el cráneo desde la parte frontal a la posterior, y que fue hecha después de muerto. Esta fractura debió hacerse al momento de extirpar los huesos de la cara real del camélido. Pero externamente no presenta alteración según los profesionales, que estudiaron esas piezas antes de que Jamin se separara de Paúl Ronceros. Una vez que se separaron, las piezas de Ronceros ahora son las armadas y las que ellos han revisado son las auténticas, cosa que los seguidores del caso repiten ciegamente.

f) Se aprecian suturas craneales de orientación coronal que dividen el cráneo en tres tercios. Las dos suturas muestran consolidación completa antes del fallecimiento del individuo.

Aquí hablan de las suturas propias del cráneo original, las que dividen los huesos parietales del hueso frontal y el occipital.

g) El agujero occipital se muestra amplio de bordes poco definidos. Impresiona manipulado post mortem.

Este se refiere al supuesto foramen magnum, el orificio de la base del cráneo donde se conectan las vértebras cervicales, es decir, donde el cráneo se conecta al cuello, ha sido manipulado después de muerto. Como ya hemos visto en la gran cantidad de videos que se han publicado, los forámenes de los cráneos sueltos tienen forma cuadrangular, algo imposible y fuera de toda realidad.

4.- EL MATERIAL FILTRADO

Como ya lo hemos mostrado, Paúl Ronceros tomó una muestra de la mano tridáctila para ver cómo estaba constituida, al igual que el cráneo, mostrando su interior en un video y tomando posteriormente una fotografía donde se puede ver nítidamente que la supuesta piel invade los espacio entre los huesos, además de la mezcla de dos tipos de hueso. La supuesta piel, bajo la cubierta de tierra de diatomea tiene un color gris oscuro bastante notorio al lado de los huesos. Del lado izquierdo se ve un objeto de color blanco que Ronceros mencionaba como cierto tipo de mineral, tal vez cuarzo, pero en realidad es un algodón impregnado de alguna especie de resina, supongo que para darle cuerpo a la pieza y, al ser radiolúcido, no impresiona en las radiografías. No sólo se ve que la pasta se filtra, sino que también se aprecian burbujas de aire.


Las piezas de Ronceros, tras su separación de Jamin a principios del año pasado, se han relegado aludiendo que son falsas, armadas y mal hechas, sin embargo, entre las piezas que los “especialistas” del caso están “analizando” se encuentra una que presenta la misma anormalidad, el cuerpo llamado Victoria, carente de cabeza, del que podemos ver claramente la conformación del cuello, completamente circular, no se notan vértebras cervicales, sin embargo, se aprecia una pasta resinosa con burbujas de aire donde debería estar el cuerpo vertebral. No hay agujero vertebral, apófisis transversas ni espinosas, como cabría esperar.


Claro que pueden aducir a que es un espécimen de otro planeta y puede ser distinto a nosotros, pero ¿y las burbujas de aire en una pasta que claramente cubre por dentro y por fuera los huesos? Las muestras del cuerpo llamado Victoria fueron tomadas por el doctor Edson Salazar Vivanco. El biólogo José de la Cruz Ríos López se ha encargado de anunciar un estudio histológico que hasta la fecha no se ha visto, han prometido conferencias con nuevo material desde junio de este año, pero sin fecha fija, se anunció la reunión con el congresista donde mostrarán el corte histológico (para ver la composición de los tejidos), el viscerocráneo (huesos de la cara), cosa que tenía curiosidad por ver, pero lo que mostraron parecían composiciones CGI, no tomografías de mayor resolución. Cada vez que hablan de estudios, nunca se sabe si hablan de las cabezas, los cuerpos pequeños o María. Esta ha sido una eterna confusión entre los estudios de los que hablan, porque hay tres grupos de armados, los de Paúl Ronceros, cabezas y manos sueltas además de armados pequeños de alrededor de 25 cm; los de Thierry Jamin, manos y cabezas sueltas, además de los armados de 60 cm y los de Jaime Maussan, María y Wawita. Sin embargo, ya vimos que los armados de Ronceros fueron avalados al principio y rechazados después al no accede Ronceros a ser parte del equipo, por lo que los seguidores del caso hablan de piezas apócrifas al referirse a las de Ronceros, siendo que eso fue lo que inició todo y todo salió del mismo sitio, cosa que ha quedado demostrada con las comparaciones que ya he hecho de esos cráneos sueltos contra los cráneos de los cuerpos de 60 cm que, además, fueron avalados en algún momento por los involucrados en el caso. También porque Jois Mantilla lo ha dicho en varias oportunidades, como en ese programa donde el Dr. Anthony Choy lo entrevistó y en el que también participó Jaime Maussan.

5.- EL FACTOR ANTIGUO

Cuando se hace ver todo lo anterior, que denota un armado, se alude a las pruebas de ADN y de Carbono14 obviando que, al ser armados con materiales antiguos, huesos, textiles, fibras, etcétera, la datación del armado será la datación de los materiales utilizados. Esto lo comentó la antropóloga forense Elsa Tomasto durante la confrontación con Jaime Maussan en el programa A Boca Jarro un día antes de la conferencia del 11 de julio de 2017.


No es de extrañar que los materiales usados en el armado hayan sido tomados de emplazamientos arqueológicos, en el Perú hay un sinnúmero de ellos, alguien me dijo alguna vez que la mayor zona arqueológica del Perú es el propio Perú.

Las llamas y las alpacas han acompañado a las culturas andinas desde siempre, su carne, lanada y sacrificios rituales han sido parte de la cultura, así que no es raro que se hayan escogido estos especímenes por su abundancia, sin embargo, no se descarta el uso de algunos otros animales como perros, gatos o pequeños mamíferos en el caso de las primeras piezas mostradas, como el cráneo que despelleja Ronceros o este armado que ha sido apuñalado desde el interior por sus propias supuestas vértebras:


6.- EL FACTOR JERARQUÍA

A medida que el nivel del promotor iba subiendo, proporcionalmente iba subiendo la complejidad y calidad de los armados. Primero vimos partes sueltas, mostradas por Paúl Ronceros y Alan Pérez, cráneo, manos, pequeñas figuras que parecían estar armadas con varas de madera o huesos de pollo, después, cuerpos enteros en proporción a los primeros cráneos sueltos y finalmente piezas reconociblemente humanas pero alteradas. Esto resultaba tan obvio que era imposible no verlo, incluso los modelos fallidos de un coleccionista mostrados por el Dr. Choy denotaban el ensayo previo para las piezas que fueron cedidas en calidad de préstamo al Instituto Inkari, hasta llegar al modelo supremo para el extranjero que se interesaba en el tema, sólo que falló, no era un comprador, era otro vendedor de humo que supo capitalizar el juego de los armados y no sólo eso, sino que además los lanzó al estrellato, dejando completamente descubierto un negocio que debería haberse hecho en lo oscurito. En resumen, este caso fue una farsa que se salió de control, incluso la Dra. Guillen declaró que no le dieron importancia porque pensaron que caería por su propio peso, el fraude es tan burdo, como dijo la antropóloga forense Elsa Tomasto, que difícilmente llegaría muy lejos. Pero no contaban con que en internet ya se venía gestando desde hace más de dos décadas la idea de seres venidos del espacio en tiempos remotos como algo actual, no tanto como leyendas de aquellas que llenaron los estante de las librerías con los que varios vende cuentos se hicieron famosos, no, ahora los creyentes están dispuestos a hacer lo que sea con tal de tener una evidencia que avale su creencia, y si a eso se le agrega un cirquero con programa de televisión de domingo, la bomba termina por explotar en la cara hasta que se descubra que es de salva y sólo nos ha llenado la cara de talco, en este caso, de tierra de diatomea.


En este momento veo las nuevas tomografías en supuesta alta definición, si tal cosa existe en un tomógrafo, en todo caso sería alta resolución, lo que podría darnos una idea de que tal vez esas imágenes estén algo retocadas para vestirlas de gala, pero eso ya es cosa de otro artículo.

7.- EL FACTOR HISTÓRICO

El Perú es riquísimo en culturas, y dos de ellas llaman poderosamente la atención además de las clásicas que han hecho famoso al país, Los Chachapoyas y Los Chinchorro, estos últimos compartiendo territorio con Chile y ganándose la admiración mundial por tener las momias más antigua del mundo, incluso más antiguas que las momias egipcias. Los Chachapoyas tenían un rito funerario que consistía en, sobre un acantilado, realizar el ritual mortuorio que no sólo consistía en el clásico enfardado, sino que además encapsulaban el fado en un sarcófago de forma antropomorfa. Esta cultura se desarrolló del 900 al 1470 de nuestra era. La cultura Chinchorro se remonta, según los hallazgos arqueológicos al 5050 antes de nuestra era, tendiendo tres períodos marcados por sus rituales funerarios. El primero del 5050 antes de nuestra era al 3000 antes de nuestra era, este período está marcado por las llamadas momias negras. El segundo período del 2500 antes de nuestra era al 2000 antes de nuestra era caracterizado por las momias rojas y el tercero y final marcado por las momias vendadas que abarcó desde el 2000 antes de nuestra era. Su cultura abarcó desde el año 7.020 al 1.500 antes de nuestra era.


Menciono esta cultura porque los rituales funerarios recuerdan un poco a los armados de Nazca, sin embargo, asalta la duda de por qué hay un salto cronológico tan largo para volver a maneras similares de preparar un cuerpo y, sobre todo, con tierra de diatomea, un componente nunca utilizado por ninguna cultura. Los Chinchorro eran un pueblo de pescadores habitantes de las costas del desierto de Atacama que se extendía desde Ilo en Perú por el norte hasta Antofagasta en Chile por el sur. Usaban arcilla gris después de reforzar con madera y fibras vegetales el esqueleto descarnado, luego lo cubrían con su propia piel para después pintarlo de color gris. Esto es en caso de las momias negras, es decir, antes de ser negras, eran grises. Finalizaban el ritual colocando una peluca y una máscara de arcilla. 

Entre las momias del pueblo egipcio también tenemos momias grises, esto es por los aceites y resinas que se utilizaban, además de ciertas reacciones químicas que se han descubierto tras analizar la momia de Tutankamón que carbonizaban la superficie en los cuerpos momificados con premura. Sin embargo, la mayoría no sufría esta reacción.


Por otra parte, el pueblo Chinchorro no usaba tierra de diatomea. ¿Por qué ahora se usa en estas supuestas momias que datan en conjunto entre el 200 y el 1400 de nuestra era? Eso resulta bastante sospechoso, además de la datación de una mano en 7000 años que en otro laboratorio ha dado una datación de 1200.

También menciono a los Chachapoyas porque se ha querido vender la idea de que estos armados han salido de un trío de sarcófagos de piedra. Los Chachapoyas son el único pueblo que en sus ritos funerarios utilizaban sarcófagos hechos de arcilla reforzada con piedras y palos. La particularidad de estos sarcófagos es que son antropomorfos, es decir, tienen forma humana. Eran hechos en el sitio y ninguno es de roca tallada como los que empezaron a circular en redes con fotos apócrifas de una supuesta ciudadela que hasta el momento no han mostrado o demostrado que siquiera exista. La mayoría de las fotografías que lanzaban al internet era tomas oscuras de emplazamientos arqueológicos turísticos conocidos, sin embargo, en torno a este cuento se tejieron historias tan irreales que terminaron por desecharlas para mostrar en su lugar pequeñas cuevas asegurando eran el sitio del hallazgo. Por lo menos se mostraron 3 lugares distintos.



Para quienes no saben cómo son, aquí les muestro los sarcófagos que fabricaban los Chachapoyas, cualquier otra idea sobre sarcófagos relacionados al caso, ha sido sacadas de otras culturas que nada tienen que ver con las peruanas. A estas alturas es de ilusos pensar que exista un lugar de hallazgo, a no ser que se trate del sitio de donde obtienen los materiales para armar los monigotes.


8.- EL FACTOR CRONOLÓGICO

Entre las piezas que se dataron inicialmente hay enormes diferencias en la línea de tiempo, es decir, edades distintas que las sitúan en épocas muy diferentes, lo he resumido en la siguiente tabla:


Como ya mencioné, lo más antiguo es una mano, datada en un laboratorio con 7000 años, mientras en otro da una edad de 1200 años. ¿Error de la datación o esa mano está formada con elementos de distintas épocas? Luego le sigue María, la joya de la corona, con 1771 años y Wawita, con 670 años de antigüedad. Con Wawita hay algo curioso, pues abraza una frazada que dató 300 años más antigua. Hasta donde he leído, cuando se hacía un enterramiento, se hacía con la totalidad de las pertenencias del difunto, por lo que resulta raro que este espécimen tenga un objeto con 300 años más de antigüedad. Los armados del tipo Josefina fueron datados con el cuerpo de Victoria, que dio una antigüedad de 791 años con una variación de más menos 30 años.


Se dice que todo ha sido sacado del mismo yacimiento ¿Cómo es posible que en un periodo de alrededor de 1200 años se hayan amortajado de la misma manera mientras las culturas que habitaban la zona utilizaban ritos funerarios distintos? ¿Acaso había un cementerio alienígena que todas las culturas conocían y al que llevaban los restos cada vez que se estrellaba un platillo volador? La sola idea de considerar reales a estos monigotes suena ridícula con todos estos detalles. Aunque esta ridiculez se ha querido distanciar públicamente de los platillos voladores, sus promotores, por lo bajo, se han encargado de extender esta opción, incluso se han querido desligar del término ufólogo por el gran desprestigio que este oficio autodidacta tiene precisamente por estas payasadas que ufólogos, que dicen no serlo, difunden escudándose en el periodismo y en la ciencia de barrio o en el deber de informar. Si el estudio del fenómeno OVNI es lo que ahora es, ha sido en gran medida por los entusiastas del tema y los propios ufólogos, ya da vergüenza llamarse ufólogo porque al momento preguntan si los de Marte son verdes y con antenas o las de Venus son candentes.


Creo que estas dataciones dejan bastante claro que estos monigotes han sido alterados y rearmados con piezas robadas a emplazamientos arqueológicos de distintas culturas. No es nada raro que en el desierto se puedan encontrar estos materiales gracias a los saqueadores de tumbas que en el Perú se les llama huaqueros.


Ya se ha hablado de técnicas para hidratar piel, si es que se trata de piel real y no la pasta que hemos demostrado que cubren los cráneos sueltos. Incluso puede utilizarse algún triturado de material antiguo en la mezcla de esa pasta para falsear la datación, lo que indica un deseo deliberado de engañar a los incautos, pues pensando que son artefactos antiguos, no se atreverán a desarmarlas para saber si son auténticas. Para el ojo experto, salta a la vista que es un vulgar fraude, pero sus promotores se han encargado de malograr la reputación de los expertos entre los crédulos, que sacan uñas y dientes para defender esta payasada.

En la siguiente parte de este arte artículo hablaré de los cuerpos armados de 60 cm y en la tercera me centraré en María. Por ahora y para dejar bien sentado lo que se viene dejaré un avance sobre los huevos de Josefina, algo que desde el inicio ha causado todo tipo de debates tontos que sólo han servido para promover más este burdo y ruin fraude.

9.- LOS HUEVOS DE JOSEFINA

Como sabrán quienes han seguido el caso, uno de los cuerpos de 60 cm fue bautizado como Josefina, y esto no fue gratuito, el monigote resultó preñado. Nunca vi alharaca más falsa que la que mostrada por el equipo de Jaime Maussan y compañía al momento de ver las radiografías de Josefina. Lo raro es que no le hayan puesto Napoleón al ejemplar macho. Tal parecía que el equipo Inkari quería convencer a toda cosa a Jaime Maussan para venderle la idea. Se nota que no lo conocen, ante todo el potencial periodístico. En fin, la radiografía causó tal revuelo que de inmediato el biólogo documento el hallazgo con sus magníficas ilustraciones de naturalista y, además, esbozos similares a los de las revistas científicas, aplicando el efecto relieve a las radiografías.  De esos trabajos surge esta lámina:


Y esta otra:


Pero la que prefiero usar es esta:


Le estuve dando vueltas a cómo serían huevos de 800 años en caso de quedar dentro de un animal, pero no encontré en la literatura ni en el internet algún ejemplo de huevos antiguos en las radiografías, sólo los de dinosaurio, pero esos están fosilizados y no hay nada qué ver en una radiografía a menos que se haga con un tomógrafo calibrado para matar al paciente, sin embargo, eso me dio una idea. Si los huevos de dinosaurios se fosilizaron, no es tanto porque su contenido se haya convertido en roca, sino por sustitución, en la que los minerales de las aguas subterráneas sustituyen a los minerales que componen los restos corporales una vez que el agua ha disuelto por completo las partes duras originales del organismo, o por moldes y vaciados, pero estos dos no aplican en este caso. Pero si tampoco la primera y conservan su forma, según los entusiastas del caso, entonces decidí irme por cómo se vería un huevo normal a los rayos x y de eso hay infinidad de fotos en internet, ahí fue donde el chispazo vino.


Un huevo actual dentro del cuerpo de un animal vivo es parcialmente radiolúcido en la mayor parte de su área a los rayos x, sólo el borde del cascarón sería radiopaco. El borde del cascarón se ve a los rayos x por las capas que tiene que cruzar en la periferia, cosa que no sucede en el centro porque sólo hay dos capas, la frontal y posterior, en la lateral esa capa se extiende por la profundidad, de hecho, aparece más gruesa de lo que es. En el caso de los supuestos huevos de los seres armados, las partes opacas y semitransparentes aparecen al revés, es decir, donde debe estar el cascarón se transparenta, y donde debe estar transparente por ser huevo, se ve opaco, lo que indica que ahí hay más densidad que en la periferia. La granulosidad que se aprecia en la placa me indica que se trata de algún tipo de material arenoso, tal vez una roca sedimentaria de cantos rodados, piedras de río. Así que busqué una radiografía con algo similar para compararla y se me ocurrió una radiografía de cálculos. Los cálculos se formar por sedimentos que se van acumulando, por lo general oxalato cálcico, fosfato cálcico etcétera.

Lo mejor que encontré fue una radiografía de una piedra en la vejiga. Cuadra perfecta, no hay duda, lo que ese monigote armado tiene dentro son piedras.


No está claro si esto lo dijo Hitler, si es lo que alguien pensó que sabía Hitler sobre las poderosas reliquias que anhelaba poseer o si sólo es parte del libreto de un documental, sin embargo, la frase resume el secreto del poder de los artículos que la gente considera importantes, sagrados, mágicos, transcendentales o hasta divinos: “No importa lo que sea algo, lo que importa es lo que la gente crea que es”. Es así como tenemos adoradores de tostadas quemadas donde dicen ver a Jesús, efectos luminosos que producen sombras que hacen pensar a muchos en la virgen de Guadalupe, o a un grupo de ufólogos aprovechándose de la creencia popular haciendo pasar trabajos de taxidermia por alienígenas del pasado o figuras realizadas por los antiguos en alusión a viejos avistamientos del tipo extraterrestre pasando por la falta de respeto hacia un ancestro americano poniéndolo en medio de un espectáculo de 3 pistas con el ropaje de una momia alienígena.

Leopoldo Zambrano Enríquez
Informe U. F. O.
Monterrey, Nuevo Léon. México.

4 comentarios:

Blas Marco Aleman dijo...

¡Estupenda exposición!
¡PUNTO!

Leopoldo Zambrano Enríquez dijo...

Muchas gracias, Blas. Un abrazo.

Fernando Cossio Peralta dijo...

ME ABURRÍ DEMASIADO TEXTO..
ESTO PARA EL CIUDADANO DE A PIE NO SIRVE..porque se tendría que reducir a CREENCIAS en quien Creer en los supuesto "SUPER PROFESIONALES" o los que usted dice "Profesionistas" (Ad verecundiam) y ambos podrían estar cayendo en Falacias Ad Logical (Puro floreo o Pericia Retorica) , inclusive los "SUPER PROFESIONALES", podrían estar teniendo Sesgo Cognitivo me atrevería a decir hasta un poco Disonancia Cognitiva, Yo puedo agarrar el Craneo de un Dinosaurio cual quiera y seguramente uno de los SEGMENTOS de ese CRANEO GIGANTE se parecerá al de un Conejo y No por eso el craneo de conejo es fabricado..(absurdo).
Yo soy NEÓFITO En estas disciplinas (Anatomía, Biología, Genética, etc.,,) soy Informático y como soy ATEO..No tengo CREENCIAS ni Dogmas..
NECESITO UN DEBATE CON PERITOS NEUTRALES (de varios países) con los EXÁMENES ORIGINALES EN MANO y ver en vivo como discuten sus posturas y mi forma de darme cuenta quien dice la verdad, sera a través de su lenguaje corporal su reacciones al refutar..y de la decisión de un JURADO NEUTRAL "Esas es la FORMA"..De No conseguirlo Probar JUDICIALMENTE, las ganancias millonarias y depósitos a todos los laboratorios COLUDIDOS, de VER a LOS implicados en AUDIENCIAS.. (Ambos se tienen que defender y ellos tiene la presunción de inocencia) con eso podría ir teniendo una postura objetiva de lo contrario para el ciudadano común todo es SUBJETIVO..y en mi caso apuesto que este caso parece verídico , hasta que LOS SUPER PROFESIONALES No lo lleven a DEBATE NEUTRAL o Prueben Ganancias Millonarias en Fizcalia y verlos a todos en AUDIENCIAS.
ASI QUE Esos TEXTOS que Usted escribe No sirve para el CIUDADANO DE A PIE..Por las puras..PERO SI SIRVE PARA INFLUENCIAR..(tal vez maliciosamente..)
Saludos,
Que tenga buen día.

Leopoldo Zambrano Enríquez dijo...

Lamentable que le aburra, Fernando, aunque no me extraña nada en un mundo donde se va perdiendo el hábito de la lectura. Si la gente no lee ¿Cómo se puede vencer a la charlatanería? Usted dice que a través del lenguaje corporal puede darse cuenta quién miente y quién no, pero pide un debate para ver a los involucrados en acción. ¿Entonces qué ha visto del tema? ¿Acaso no ha visto las exposiciones de los ponentes? ¿Cómo sabe entonces del tema? ¿Ahí no le funciona esa técnica? Y no se confunda, no es Ad Verecundiam, es una opinión informada pues ninguno los involucrados tiene formación para el estudio de momias como si la tienen los científicos a quienes no dejar revisar los cuerpos. Ad Verecundiam lo aplican ellos, denigrando a verdaderos científicos de Rusia, Francia y del propio Perú, insultándolos en redes sociales, en programas a nivel nacional y, además, favoreciendo a youtuberos para que ellos hagan el trabajo sucio en las redes sociales. Una duda ¿Desde cuándo sabe usted del tema, Fernando? Porque parece que recién se integra y hay cosas que desconoce. Si con el argumento Ad Verecundiam se pretende desprestigiar a verdaderos expertos en la materia para dejarlo todo al lenguaje corporal, creo que la creencia no está aquí, sino del otro lado del monitor. Gracias por su comentario, que tenga buena tarde.