sábado, 22 de diciembre de 2012

La Gran Estafa Cómica

Hoy, 22 de Diciembre del 2012, sábado, siendo las 8:00 am y con un sabor a centavo de cobre en la boca producto de la resaca gracias a la borrachera de ayer para que el fin del mundo me agarrara anestesiado, veo con sorpresa que el temor Nº1 de la “Tómbola Cósmica” falló… nuevamente. Gracias por participar, los esperamos para la próxima "Era". ¡Feliz día Maya de los Inocentes!


El Sol brilla por encima de las pocas nubes en la gélida ciudad donde vivo, trabajo, pernocto y me desenvuelvo en mi cotidiana vida, esa cotidianidad que sólo se rompe cuando un augurio catastrófico me hace salir de mi cueva envuelto en furia fulminante por la ignorancia de las masas como resultado del vaticinio de los hijos de la… Nueva Era, quienes tras innumerables errores oraculares siguen jodiendo la mente de quien se deje y de los nuevos internautas, léase incautos faltos de sentido común, cultura y una vida, por no decir carentes de ciencia y juicio.

Neil deGrasse Tyson
En incontables ocasiones, Neil deGrasse Tyson alertó a las multitudes para que no hicieran caso de las tonterías que a lo largo de la historia nos han vendido en gran número de veces y que con equivalente valor el gran público ha comprado para hacer ricos a quienes se aprovechan del río revuelto. Libros con teorías tontas, veladora, talismanes, lociones, pócimas, cuarzos y demás parafernalia alusiva a los orígenes del nuevo esoterismo disfrazado de Secta Alienígena, colmaron los estantes desde hace poco más de 3 años en igual danza desenfrenada de advertencias como la vista 13 años antes en vías al fin del mileno. Para quienes hablaron del asunto como Y2K, les recuerdo que sólo se refería a la manera incierta en que las computadoras manejarían las fechas posteriores a 1999, por eso el nombre Y2K (Year 2000-Año 2000), y nada qué ver con el tercer milenio, pues este dio comienzo hasta el 1 de enero del 2001. Sin embrago se inventaron un fin del mundo, como si la cuenta calendárica se tratara de una bomba de relojería que al llegar a las 00:00 hrs del sábado 1 de Enero del 2000, activaría el mecanismo de destrucción final. Cuando el contador llegó a cero, sólo se escuchó en todo el mundo el grito desgarrador de ¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!

Papa Benedicto XVI rebasa a
Justin Bieber en 
Twitter
Hoy se reabrieron los polvorientos cofres donde se guardaba el material chatarra que se divulgó durante los años anteriores al 2000, y que machaconamente mencionaban el fin del mundo, repitiéndose por todo el orbe en los medios electrónicos, pero con mayor énfasis ahora, pues en el anterior fin del mundo no existían TWITTER ni FACEBOOK. El vehículo de propagación se había hecho más eficiente, tanto que hace 10 días, el Papa Benedicto XVI, en una ceremonia alusiva a la fecha de tragamonedas 12/12/12, que en México es muy significativa por la celebración del aniversario de la Virgen de Guadalupe, envió su primer “Twit” a la congregación católica mundial. Ahora podrán seguir día a día y en directo los santos mensajes de 140 caracteres de Su Santidad. Una señal inequívoca de que el clero en realidad no está peleado con los avances tecnológicos, siempre y cuando no sean de tipo profiláctico; algo que nos habla del poder de los medios para “estrechar” relaciones y potenciar el número de almas en las arcas vaticanas; es decir, la tecnología no es mala mientras no interfiera con las almas que el Vaticano pueda captar. Así que Twitter le ha venido como anillo al dedo convirtiéndose en una nueva herramienta de evangelización.

El simbolismo aquí es que los medios electrónicos se han convertido en una gran red con la cual se puede llegar más allá de nuestras fronteras con sólo oprimir unas cuantas teclas tras un monitor en la comodidad de nuestra cama, estudio o sofá favorito; algo que irrita a los ufólogos que todavía se mojan los calcetines y sufren por el embate de los mosquitos buscando notas qué publicar en sus BLOGS para demostrar que el fenómeno OVNI sigue activo a pesar del desdén oficial y, además, que estuvieron en el lugar de los hechos. Pero bueno, ese no es el tema de hoy.

El enlace global que ahora tenemos a nuestro alcance con una simple conexión telefónica, y que pronto será satelital, permitió que el evento del 21 de Diciembre del 2012 se hiciera global. La cultura Maya y sus supuestas creencias, al igual que las del cristianismo, tocaron a pueblos tan distantes y ajenos que todos lo tomaron a su manera, pero como una creencia propia; aunque no porque tuviera una gran relevancia, o fuera una creencia verdadera, sino porque cualquiera que tuviera acceso a la internet era contaminado con el temor general. Tener internet no significa que todos tengamos doctorados o grados máster en alguna materia académica, sino simple y sencillamente que podemos tener una ventana al mundo pagando una factura, así que no se puede garantizar cómo es que la población en general manejará una creencia que le llega a través de la pantalla de su monitor.

Es así como todo tipo de ideologías de barrio convirtió el tema en algo tan relevante que hasta el Gobierno de Los Estados Unidos Mexicanos puso manos a la obra para aprovechar el empuje mediático y ordenar la creación de un festival para promover la cultura Maya, y de paso, erradicar el contenido apocalíptico de tal evento. Claro que donde hay apoyo mediático y gubernamental no faltan las rémoras que se quieran colgar del carro para obtener algo de lo que el río arrastre. Y es así como entró en escena un actor venido a productor que prometió el mejor documental de la historia asegurando que tenía la prueba inequívoca de que los mayas descendían de los extraterrestres. Sin duda un gancho muy atractivo, pero falso.

Conexión Extraterrestre
Está de más decir, a estas alturas, que una serie de irregularidades y truculencias al interior de la producción de dicho documental, hicieron que este productor fuera expulsado del proyecto con lo que se canceló su producción que, a todas luces, intentaba ser sólo uno de los muchos espejitos para atrae incautos y sacar alguna ganancia por los derechos de la obra. La tan cacareada fotografía de una esfinge olmeca, que en un principio se dijo había sido avalada por el INAH y un prestigiado arqueólogo, resulto desconocida por todo mundo, y pronto cayó esa tan ansiada conexión cósmica del pueblo indígena, pues además, el productor aseguraba que la monumental cabeza con rasgo alienígenas (¿conocía a los aliens?) había sido destruida por la guerrilla, en una burda copia al carbón de la forma en que erróneamente se divulga cómo los francés destruyeron la nariz de la esfinge de Egipto. Desde que relató este hecho para justificar que el monolito con forma de cabeza humanoide no existiera en la actualidad, me sonó, como decimos en mi tierra, “muy ojona para ser paloma”. Y dicho y hecho, el proyecto tronó como palomita en mantequilla y hoy no sabemos qué fue de este emprendedor y fantasioso productor.

Los medios, así como pueden ser un magnífico enlace con el mundo para aprender o para sorprender a charlatanes como este, también pueden ser un gran vehículo para generar mitos. Uno en especial y al cual le debemos todo este argüende que ayer terminó por saberse como mentira, inició en 1993, y se llama “Las 7 Profecías Mayas”, un invento mediático salido de una serie de televisión encaminada a ser un programa de concientización del carácter mágico de los Mayas. El productor de aquella ocasión y que no le fue como al de ahora, se llama Fernando Malkún. Este productor se basó en los dichos de actuales mayas, descendientes del pueblo antiguo, pero que viven en condiciones similares a la de cualquier poblador del mundo moderno. Razón por la cual su creencia ya no es pura, y mucho menos cuando sabemos que el colapso Maya se dio en el siglo IX, como cabría esperar si esta comunidad estuviera aún aislada y viviendo en sus antiguas ciudades. Pero ni ellos conocen su historia y las tradiciones se transmiten de forma oral creando un sincretismo con la cultura actual. Me ha tocado ver culturas indígenas como los Huicholes, que han visto sus creencias contaminadas con ideología moderna que han implementado en sus rituales. Los Dogon también fueron contaminados por etnólogos y misioneros, por más que lo nieguen quienes quieren creer en el mito de Sirio B para sostener otro tipo de contaminación, pero del espacio exterior. ¿Cuál será más realista?.

Esas famosas 7 profecías, se preparaban no para el 2012, sino para el cercano año 2000; para el que también teníamos otros muy interesantes cuentos como el de “El Cinturón de Fotones” del cual conservo un manuscrito de la época, “Los 3 días de oscuridad”, “El Gran Rayo sincronizador del Centro de la Galaxia”, y “La Apertura de Conciencia del Ser Humano para pasar a la antes Cuarta Dimensión”, que luego se corrigió cuando se enteraron que desde hacía ya muchos años la cuarta dimensión había sido establecida como “El Tiempo”. ¿Les suena familiar? Estamos hablando de hace casi 20 años.

Ashtar Sheran
De 1993 a la fecha, Ashtar Sheran está que viene, que no, que sí, que si la nave no frena, que si no cabe en la Tierra, que si la lista de pasajeros no está ordenada, etc. Pero lo que la gente “nueva” no sabe, es que este comandante ha estado viniendo desde 1962, año en que Eugenio Siragusa, padre espiritual de Giorgio Bongiovani, aquél que revolucionó la ufología mezclando los OVNIS con las Apariciones Marianas, por aquello de los soles danzarines, tuvo su famoso contacto el 30 de abril. Pero los seguidores de este Comandante Estelar, Ashtar Sheran, parecen haber olvidado que venía acompañado por otro personaje llamado Itacar. En resumidas cuentas, le encomendaron a Siragusa la tarea de comunicar, a todos los Jefes de Estado del planeta, el mismo mensaje que nos había dado en 1951 el alienígena conocido como “Klaatu”, uno de tantos guardianes (policías) de la galaxia que revisan el comportamiento de las civilizaciones inferiores que empiezan a jugar con la energía del átomo. “Klaatu” tampoco venía solo, su compañero se llamaba “Gort”, sin embargo se trataba de un gigantesco robot de manufactura extraterrestre, indestructible, y con el poder de fulminar a quien se atreviera a atacarlo, a él, a Klaatu o a la nave. Ah!, pero se me olvidaba un ligero detalle, “Klaatu” y “Gort” son dos personajes de ficción, protagonistas de la famosa película “The Day The Earth Stood Still”. Pero como Siragusa no quiso ser muy obvio, cambió a “Gort” por “Itacar”.

Claro que Ashtar Sheran tuvo más éxito porque aseguraba que acompañó a Jesús de Nazareth en su venida y peregrinar por el mundo mortal hacía 2000 años; que no cuadra si nos ponemos a hacer cuentas, pues eso lo situaría en el año 38 antes de Cristo; pero eso no pareció importarle al contactado ni a sus seguidores, de entonces y de ahora; y eso es porque no se fijan en pequeños detalles, lo que importa es el mensaje, lo demás es peccata minuta. Aunque eso de los 2000 pudo haber sido un decir, como lo hacemos los humanos, así que se podría pensar que alguien engañó a Siragusa o reescribió la experiencia o nos contó un cuento.

Pedro Gaete.
Y de “peccatas minutas” está llena la historia que desembocó en el actual sistema de creencias místicas cuasi religiosas que pululan en tan promiscua mezcla con pseudociencias, alienígenas y mala ciencia. Con tal alboroto, nos hemos enterado por la velocidad con que corren los chismes en la internet, activa desde 1997, que no hace falta ser ignorante para decir sandeces, pues se ha puesto de manifiesto que el viejo mito del peso de autoridad en testimonios ha caído por su propio peso cuando se revisan casos OVNI añejos en los que intervinieron pilotos o militares. A fin de cuentas, somos humanos, y el hecho de que sean conductores de vehículos que la población en general no manejaría, no los convierte en seres divinos. Si acaso son más inteligentes y conocen más de ciencia, pero en cosas desconocidas están al mismo nivel que “Juan Pérez”… o “Pedro Gaete”, quien aterrorizó a medio mundo con sus predicciones de terremotos apocalípticos, o dejó perplejos a otros cuando quiso hacer partícipe al gobierno para proteger las ciudades con grande domos, y al parecer es un ser supremo, pues tiene el elevadísimo poder de convertir un pequeño cometa en un temible agujero negro, previniendo al mundo de que se tragaría al Sistema Solar. ¡Vaya Nuevo Desorden Mundial¡

Tuvimos de todo estos últimos años, no faltó quienes se abalanzaron con fechas “cabalísticas”, estilo máquina tragamonedas, tal como el 5 de Mayo de 2005, fecha en que una alineación planetaria haría que la Tierra se despedazara acabando con la vida, o como la del 9 de septiembre del 2009 que sirvió de pretexto para que un alucinado secuestrara un avión comercial mexicano, con una bomba de juguete, para llamar la atención del Presidente de la República y advertirle, de primera mano, sobre un gran terremoto que acabaría con la Ciudad de México, cosa nada meritoria cuando todos los mexicanos sabemos que gracias a las viejas creencias proféticas de los Aztecas, construyeron su ciudad donde vieron un águila devorando una serpiente sobre un nopal, el único detalle es que el nopal estaba sobre un islote, en el medio del lago de Texcoco. No es de extrañar que los asentamientos produzcan hundimientos, inundaciones y que los ocasionales terremotos sea especialmente devastadores para la ciudad.

José Marc Flores Pereira
Y el masculino de pitonisa no era siquiera mexicano, se trataba de un pastor boliviano a quien sus pares, por las redes sociales, le aplaudieron su hazaña, cosa que no lo libró de ser encarcelado por secuestro, cuya sentencia final fue de cárcel por 7 años, 7 meses y 15 días, además de pagar una multa de $ 10,905.00 pesos y $ 738,222.00 pesos más por reparación del daño infringido a la línea comercial. Si que se le acabó el mundo. La razón de tan descabella acción, dijo el Pastor, fue causada porque la fecha, 9-9-9 (9 de Septiembre del 2009), si era puesta al revés, podía leerse como 6-6-6; y todos sabemos qué significa ese número. Si, así es, una locura numérica que afecta a quienes se toman la Biblia literalmente. México no había sufrido un secuestro aéreo desde 1972 pero, la cercanía con el octavo aniversario de la caída de las Torres Gemelas, puso en alerta no sólo a las autoridades y medios mexicanos, sino a los del mundo entero pensado que en México podría darse un evento similar al de Nueva York. ¡¿No tienen cerebro estos profetas de barrio?! Pero hasta suerte tienen. Tras ratificar su sentencia el 13 de Julio de este año, el 14 de Septiembre se retiraron los cargos por declararlo mentalmente inestable con delirios psicóticos y fanatismo religiosos.

Bomba de juguete.
¿Pero serían ideas locas propias del sujeto o la enajenación que causan los medios hizo lo suyo? A este respecto podemos tener un gran abanico de posibilidades con sólo abrir por un momento el FACEBOOK, la reina de las redes sociales donde conviven por igual gente común, periodistas, misteriodistas, líderes de opinión de un sinfín de ramas y demás fauna que ven en el adictivo programa una forma de externar sus ideas.

Las locuras del 2012 hicieron que ideas enquistadas en la mente de muchos se reactivaran, desenterrando viejas mentiras y mezclándolas con nuevas, dando lugar a las mismas historias pero recargadas, pues ahora podían ser adornadas con fotos, vídeos, y testimonios de una gran cantidad de “Juanes y Juanas Pérez”, que por el simple hecho de narrar experiencias ambiguas recibían “LIKES” al por mayor, además de concederles el premio de “compartir” su contenido con más “amigos”, distribuyendo exponencialmente las sandeces a un público estadísticamente mayor.

Si alguien publica que tal evento OVNI era en realidad un avión en la bruma, recibe un modesto “like” y la felicitación de unos cuantos conocidos, pero si se publica que las vacunas nos están matando, en 3 segundos le da la vuelta al mundo y se terminan los “LIKES” de los siguientes 200 años.

Con esto podemos deducir que esa masa informe de gente común, prefiere las historias macabras y de argumento hollywoodense a una investigación seria. En cualquiera de los dos casos ignoran que el contenido sea verdad o mentira, pero es más fácil creer una tontería que detenerse a verificar si ésta es verdad. Es el principio del correo chatarra que nos llega por las mañanas procedente de amigos o conocidos, con recetas milagro o métodos para hacerse ricos de la noche a la mañana enviando un número ingente de correos chatarra iguales, o con mensajes lacrimógenos de que debemos amar a nuestros semejantes aunque se la pasen el resto del día defecando demonios. Es una manía de ser el centro de atención, de convertirse en el emisor de un gran secreto o ser parte de un evento fantástico; enmascarándose en buenas intenciones pero demostrando la ignorancia.

Todos somos partícipes de esas tonterías que ahora llenan las redes sociales y que antes eran sólo cosa del correo chatarra, que hacen perder el tiempo hasta al jefe de la compañía con tal de sentirse bien de haber “ayudado” a alguien, no importa si lo que se reenvió es una estupidez o le puede perforar el intestino a un desconocido, por aquello del “Limón con Bicarbonato”. No les importa hacer perder el tiempo a una horda de crédulos conocidos y desconocidos con sandeces como colocar una naranja en hervor junto a una salchicha, para que absorba la grasa y la pueda comer sin culpa, aunque al final sólo obtenga una mermelada salada de naranja y una salchicha igual de grasosa pero con sabor a naranja.

Lachezar Filipov - Bulgaria
El problema no es si se es o no de alcurnia, lo que define a las personas es el nivel de credulidad que tienen, y que al final de cuentas rompe con los títulos universitarios, o las altas credenciales ya sean de un Científico de la Academia Búlgara de Ciencias, que usa una médium para entablar comunicación con los aliens y leyendo mensajes en los círculos de las cosechas, o de una pseudo-princesa Japonesa que advierte sobre el peligro del cinturón de fotones. ¿Sabrá lo que es un fotón?.

Ya en años anteriores tuvimos a lunáticos escudados en un ordenador en Japón lanzado historias conspiranóicas sobre, los mentados hasta el cansancio, Illuminatis. Una élite de jerarcas que sentados en su trono mueven los hilos del mundo. Benajmin Fulford es uno de esos lunáticos que siguen enajenando a las masas crédulas con esas locas ideas; aún me río de un artículo suyo en que narra que estaba con un ninja de los Illuminati, fue un cuento para morirse de la risa, más aún cuando muestra un escudo que le ofrecieron para ser parte de los Illuminatis de Japón, pero en realidad es el Escudo de Armas de Carlos III al que le había pegado una placa con la bandera del Japón; razón por la cual creo que sólo los tontos hacen caso a este tipo de estafadores cibernéticos. La ridícula historia sigue en la red, y no sólo eso sino que se multiplica por distintos sitios.




Antonello - St Jerome in his Study. 1460.
Oil on wood. 46 x 36.5 cm.
National Gallery, London, UK.
(Cuadro Alterado - Falso OVNI)
Hace unos días, una amiga reenvió la imagen de un retablo del siglo XV donde se marca un claro platillo volador, no digo ovni porque a estas alturas no se marca lo que no se sabe qué es, sino lo que se cree que es un vehículo tecnológico tripulado, sin embargo, la curiosidad me embargó y busqué el cuadro en algún sitio especializado en arte, primero localicé el nombre y con él descubrí que algún paria, desobligado, sin nada mejor qué hacer, había borrado de la imagen del retablo unos bonitos pajarillos, presumo que se trata de golondrinas, y en su lugar colocó un único objeto oblongo con una protuberancia central, al más puro estilo de las nubes medievales y con una franca forma de platillo volador, enmarcándola en un precioso cuadro rojo y colocando más abajo la obligada ampliación, para luego lanzarla a la red en busca de pescar incautos. De estudios sociales estamos hasta el gorro, y hasta podríamos caer en cuenta de que el 90% de los platillos voladores que circula por la red son obra de gente desocupada que gusta de poner trampillas a los entusiastas. Pero como el tema es del fin del mundo y los mayas, pues sigamos y dejemos a los buscadores de OVNIs del pasado con su arte de alterar pinturas para otra ocasión.

Todo mundo, al menos los que creen esas cosas, saben que para tener conciencia de que los tiempos se acercan, se deben tener señales de tal acontecimiento, eso lo sabe hasta el Papa, y para que los feligreses, no importa de cuál denominación, las tengan, también hay algunos eventos que parecieron dárselas… las señales. Y para muestra, la más cacareada del milenio, que generó toda una moda de pirámides pulsantes por todo el globo, pero original, sólo hay una, y ésta se debió a un defecto fotográfico del sensor del iPhone con que fue tomada.

Sin embargo la fotografía se vendió en todo el mundo como una muestra irrefutable de que “algo” estaba sucediendo y que además tenía la particularidad de no ser falsa, pues como se tomó con un “gadget” de última generación con GPS integrado y sin razón para falsificarla, era una prueba contundente de su autenticidad.

Y no estaban errados, la foto es auténtica, pero ni por poquito se trata de lo que ellos CREEN. Es un simple y llano defecto del aparato que se llama saturación y que se presenta diferente en estos aparatos porque es otro tipo de tecnología. Este aparato no presenta los defectos fotográficos de las comunes cámaras digitales, pero crea otros, bien sabrosos, que no hacen nuestros equipos dedicados sólo a la fotografía, sólo los equipos más… como decirlo, ¿baratitos?, causan estos defectos, pero que lo haga un iPhone es como para demandar al fabricante, claro que si recordamos un poco, desde los viejos tiempos de las cámaras analógicas, el fabricante nos advertía NUNCA TOMAR AL SOL, pero la gente parece no entender y creen que se les quiere ocultar una realidad que todo mundo debe saber. Así que no procede lo de demandar al fabricante, en todo caso, debemos retroalimentarlos para que corrijan ese defecto antes de que más gente crea que las pirámides son emisores de rayos sincronizadadores. Además sirvió para darle un gran empujón a las tonterías que ya se venían divulgando sobre los mayas desde hacía rato. Este caso les vino como anillo al dedo. Pero les falta lógica, pues si el rayo sincronizador vendrá del centro de la galaxia, entonces las pirámides deben ser receptores, no emisores. ¿No pueden ser congruentes con sus incongruencias?. (ADENDA: más tarde me enteré del sistema de sensores usado por los nuevos equipos, el CMOS, que crea un curioso efecto por la manera en que compone la imagen, se llama ROLLING SHUTTER. A diferencia del sistema CCD que toma la imagen de forma global, es decir, la capta con la totalidad del sensor al mismo tiempo, el rolling shutter lo hace con un barrido, de manera similar a un escáner, o un parpadeo. De esta manera, si la escena cambia durante la composición de la imagen en el sensor, puede haber distorsiones en objetos con un movimiento más veloz que el de refresco de imagen del rolling shutter. ¿Y qué pasaría si mientras la imagen se compone, el cielo muestra relámpagos? Pues pasa lo que vemos en la imagen de la pirámide, veremos líneas con diferente iluminación cuyo grosor dependerá de la duración del fulgor. Lo curioso de esta imagen es la exacta coincidencia del "rayo de luz" con el centro de la pirámide, sin duda, una coincidencia bastante afortunada para echar a volar la imaginación y sustentar falsas ideas del pensamiento mágico).

En su momento los misteriodistas tuvieron la respuesta ante su nariz, pero parece que luchan por evadirla o a ellos no se les da eso de resolver casos, sólo presentan la nota y ya. Sin embargo, de todas formas la tenían en su nariz, pues en la primera entrevista realizada a los testigos, una familia con dos hijas, la esposa dijo que querían tomar una foto espectacular porque había rayos de tormenta y deseaban captar uno. Cualquier fotógrafo que sepa de sensores de cámaras digitales, sabe que con fuentes luminosas muy intensas los sensores pueden responder de maneras insospechadas, y eso depende de muchas cosas, tanto de la distancia focal, como del tipo de lentes o la calidad, tamaño y tipo de sensor, etcétera; y ejemplos tenemos a montones entre las miles de fotografías que se suben a las redes sociales, pero los emisores prefieren llamarlas “caneplas”, “centinelas”, “espíritus”, “seres de luz”, “rayos divinos”, “conciencia solar”, “Nibiru”, “Enana Marrón”, “Elenin”, y demás sandeces salidas de la mezcla entre ciencia ficción, nueva era y mala ciencia que nutren el pensamiento mágico del ciudadano común, que además se le premia con sus 5 minutos de fama. Y cuando hay fama instantánea, hasta las vacas de Puerto Gaboto pueden volar.

La otra señal vino de uno de los Reinos Vikingos, desde los cielos de Oslo, en Noruega, el día 9 de diciembre del 2009. Aquél día a primeras horas de la mañana, los ciudadanos de Noruega y el mundo éramos testigo de una secuencia fotográfica increíble, una espiral en color azul que contrastaba con la oscuridad del cielo al alba. Ni tardas ni perezosas, las plumas comenzaron a chorrear tinta relatando lo que parecía ser un “Código Rorscharch”, escribiendo lo que cada quien suponía, pues no se sabía nada en concreto del asunto, sólo que el Presidente Barack Obama había estado en Noruega para recibir el Premio Nobel de la Paz (¿?), lo que convertía el evento en una señal del Nuevo Orden Mundial, hablando del proyecto HAARP y el BLUE BEAM, cosas que se repiten sin saber en realidad de lo que se habla, algo así como las teorías sobre Tesla.


EL evento noruego no fue más que un misil ruso fallido que creó una preciosa espiral aguamarina en el cielo. En un principio pensé que se trataba de una proyección láser, pues las cámara mostraban un puntillado brillante en la imagen, pero eso era sólo efecto de la propia cámara a causa de ser un evento nocturno, la típica suciedad digital por usar un ISO alto. Pero el público, acostumbrado a los encubrimientos oscuros del gobierno, no se tragó la mentira y prefirieron seguir creyendo en la conspiración, el HAARP y el BLUE BEAM, algo más certero que un misil fallando ¿no?

Y la nueva; ahora resulta que los OVNIs se transforman en aviones. Lo iba a dejar pasar, pero no puedo resistir la tentación de lanzar la maldición ufológica a estos alucinados que para salir del paso ahora se inventaron ese truco extraterrestre, y la nota viene de España, que vergüenza. Es lo más hilarante que he visto desde que en Argentina se inventaron los conceptos “OVNI de Geometría Variable”, “OVNI Cambiante” u “OVNI de Morfología Variable”, los OVNIS eran miméticos y no tienen nada que ver con bolsas de mercado llevadas por el aire. Ahora resulta que los ovnis se convierten en aviones para camuflarse, pero no tiene nada qué ver con que no tengan ni la más frijolera idea de cómo usar sus equipos fotográficos y que no sepan lo que es un control manual, no, para nada, todo lo extraño que salga en las fotos será culpa de los OVNIs, no de la ineptitud para manejar el aparato, que a veces es muy caro, a pesar de lo cual le falta lo más importante, un buen fotógrafo en los controles y una mente descontaminada. Lo peor del caso es que hay quienes les aplauden sus hallazgos y hasta les publican sus alucines. Con esto acuñe una linda ley que dice: "La aparición de cosas raras en las fotografías es inversamente proporcional al conocimiento que se tenga del equipo que se usa para fotografiarlos", es decir, entre menos pericia se tenga para manejar una cámara, mayor será la probabilidad de que salgan cosas raras en las fotos, y si a eso se le adjunta la predisposición del fotógrafo para ver cosas raras, entonces nos explicamos porqué hay tanta basura fotográfica en la red y redes sociales.


Y parece que nadie les quiere llevar la contra porque hay espacio para todos en la red, en los congresos, en las conferencias y son los que “nutren” de chatarra los medios de comunicación, que ahora son compartidos a partes iguales en las redes sociales. Los OVNIs que se convierten en aviones no es otra cosa más que capitalizar inversamente lo que sucede, entusiastas captando luces desenfocadas de aviones que luego venden como OVNIs. Así que para que su desfachatez e ignorancia se oculten, lanzan la afirmación de que los OVNIs se convierten en aviones. ¡¡Voilá!!

Los medios también tienen una participación destacada en las ideas locas que han estado gestando sobre el fin del mundo. Sin ir más lejos, el domingo pasado un canal a nivel nacional, el 5, nos recetó una tarde apocalíptica, empezando con “Las Profecías De Nostradamus”, pero no era un programa nuevo, sino el refrito de 1981 cuyo anfitrión fue nada más y nada menos que el fallecido Orson Welles, si, aquél que de chamaco hizo temblar en 1938 a toda una nación con su emisión radiofónica de “La Guerra de los Mundos”, basada en la obra del mismo nombre del escritor Herbert George Wells. Este fue un hito en la historia de la ufología, pero lo fue más en la historia de la radio, tanto como lo fue para el cine “El Ciudadano Kane”, pues en ambas se podía ver lo que los medios pueden influir en la población, por un lado la radio y por el otro la prensa escrita. Pero no sería hasta la invención del televisor cuando veríamos los verdaderos alcances de los medios.


En los tres medios y un poco menos en el cine, las noticias son contadas de acuerdo a la visión del reportero, luego el editor le da su giro personal y finalmente los lectores de noticias terminan de matizarlas al comentar las notas a su manera, de tal forma que ahora los lectores de notas no sólo son el vehículo del redactor, sino que ahora se han convertido en líderes de opinión. Los espectadores que gustan de las notas fantásticas ven como ejemplo estos programas y toman de ellos el estilo, la forma y a veces el tono, pero no tienen la más mínima idea de la preparación que hay detrás de una noticia.

No saben nada de fuentes confiables, de contrastar la información o por lo menos leerlas o publicarlas objetivamente, no, tienen que agregarle algo de sabor creyendo que el público es tonto para razonar y sugieren qué es lo que se debe ver en una fotografía borrosa, o qué debe escuchar en una supuesta psicofonía.

Es así como nace una nueva oferta de programas chatarra que explotan la veta del pensamiento mágico. Los programas de fantasmas, emuladores de "Misterio a la Orden", pulularon hasta llenarnos de manifestaciones etéricas por cuanto rincón visitaron, con un descaro que sólo se puede explicar de manera directamente proporcional a las ganancias que debe darle a la televisora por la venta de espacios comerciales. No se debe perder de vista que cualquiera de los medios de información es un negocio, y debe haber números negros, de lo contrario no funciona como negoció, por eso estos programas son tan amarillistas, para lograr captar la atención del público y no cambien de canal, así consumirán la publicidad que han vendido y todos ganan, o al menos eso parece, porque la ganancia para el público no está del todo clara, salvo que se le da lo que quiere ver.

Pero el público cree que gana, a pesar de que se trata de una clara explotación de sus creencias con fines comerciales, diciendo lo que ellos quieren escuchar e incluso haciéndolos partícipes, otorgándoles los 15 minutos de fama de los que hablaba Andy Warhol. Estos modernos “cazafantasmas" al vapor, gustan de ir a cazar presencias invisibles, grabar sonidos inaudibles y vender la idea de que ahí hay algo, y efectivamente, siempre hay algo, a la orden de los tiempos televisivos.

La fauna es hilarante, un conductor más miedoso que una damisela, una médium que se desmaya y a la que tienen que levantar entre 6, un armonizador que externa sus ansias pirómanas quemando chunches (acepción mexicana) al más puro estilo de la más chafa, vulgar y arcaica brujería, mezclando creencias, religiones e inventando rituales que se ven muy bien en televisión y películas de terror, pero que entre la gente pensante crea una sensación rara entre reír, llorar o aventar el televisor por la ventana. La oferta no se acaba; al contrario, crecen y se reproducen con las mismas charlatanerías y poses, en actitudes desafiantes que parecen copiadas de los más rudos luchadores de la AAA (Triple A), con cara de malditos en tomas a nivel de piso, como para dar el mensaje de que son más malos que la carne de puerco a media noche, pero a la hora de demostrarlo en lo que ellos llaman “la investigación de la semana” (ahora los fantasmas tienen horario estelar de televisión), salen corriendo como alma que lleva el Diablo o caen desmayados cual largos son ya sea por el miedo, o porque han caído presas del demonio.

Pero estos actos ridículos sólo son la punta del iceberg que nutre una industria millonaria que siempre ha existido. El negocio de la ignorancia es muy redituable. Los estantes de las librerías, en crisis porque el hábito de la lectura no es muy frecuente, tuvieron que ser llenados con esta basura milenarista, junto a los horóscopos y los libros motivacionales, al lado de títulos como OSHO, REIKI, SANACIÓN, EL PODER DEL CUARZO y demás cosas afines que colocan a toda esa parafernalia en el simple nivel de una creencia sin sustento, y en el mejor de los casos, en una seudociencia.

Esperemos que la gente haya entendido muchas de las lecciones que nos dio este circo del 2012, y en verdad reflexionen sobre sus creencias, mitos, y charlatanerías que día a día se les venden como verdades.

Que de una vez por todas se enteren que lo que se externa con estas ideas es el temor de estar solos, el tremendo miedo que los embarga por estar expuestos a la oscuridad del espacio, esa oscuridad que desde tiempos inmemoriales se ha asociado con todo lo malo que el hombre puede esperar del mundo.

El hombre de hoy, ya no es tan primitivo como el que le temía a la noche, al rayo, a las tormentas, a los animales nocturnos o a la incertidumbre de si estaremos aquí el día de mañana. Pero esos temores parecen estar presentes y han migrado a otros lugares, más lejanos que el oscuro bosque, que la profunda cueva, o furiosos cielos tormentosos. Traspasamos los límites de la atmósfera y ahora se teme a lo que está ahí afuera, ¿A qué?... ¡¡no lo sabemos!! y no importa qué sea, nosotros le damos forma. Se teme a un asteroide, se teme a una alineación, se teme a una llamarada solar, a un cometa o a una supernova, a una invasión y cualquier cosa que sea desconocida que para algún alucinado sea peligrosa o muestra de alguna conspiración.


Entre la población general se siente una tremenda ignorancia que ya se comenta en las redes sociales, a veces se cierne el temor de que podamos dirigirnos a una nueva edad media, o por lo menos a un segundo oscurantismo. Los vendedores de misterios han hecho bien su labor cuando se trata de demeritar al sector científico, que es nuestra única herramienta para poder conocer nuestro entorno, nuestro planeta; el Universo. Y de una forma escalofriantemente fácil dicen que los científicos no saben nada, que son ciegos porque no ven con el ojo de la mente, porque han perdido la intuición, la sensibilidad a realidades más sutiles, mientras que el premio de la Fundación James Randi nunca fue cobrado.

James Randi, al igual que Houdini, tras ser un exitoso mago del ilusionismo, se dedicó a desenmascarar charlatanes, su mayor logro fue derrotar a Uri Geller, por nombrar al más famoso, aquél que nos hizo creer que con el poder la mente se podían doblar cucharas. Pero lo único que logramos fue que nuestra madre nos regañara por tratar de engañarla doblándole toda la cubertería a escondidas. Cosa que hacía Uri Geller para impresionar a las masas. Sin querer habíamos descubierto el truco de Uri Geller, pero James Randi lo hizo público.

No existen superpoderes, no existe la visión del futuro, no existe un vaticinio exacto, a lo que llamamos profecías son en realidad predicciones, que están sujetas a la probabilidad, y como tales, pueden acertar o fallar, todo depende de la exactitud de los datos iniciales y el manejo que se haga de ellos, no hay nada mágico en eso, de hecho es una ciencia aceptada basada en el método científico llamada Futurología, y era muy utilizada por Arthur C. Clarke, Isaac Asimov y la mayoría de los escritores de ciencia ficción. Se considera como padre de esta ciencia a Ossip Karl Flechtheim, y a Sir Francis Bacon como padre del método científico. El futurólogo más famoso de la actualidad es el Dr. Michio Kaku

En el documental “Nostradamus: El Hombre que vio el mañana” (1981), visto a 31 años de distancia, muestra 3 cosas importantes que deberían servir de lección, pues contiene una gran cantidad de imprecisiones y tergiversaciones que se ponen de manifiesto cuando se sabe que las cuartetas fueron escritas en un lenguaje oscuro, con una mezcla de palabras en latín, griego, con anagramas y alegorías que sólo pueden ser entendidas por un hombre de formación similar a la de Nostradamus. Así que el documental es manipulador, tanto que no merece la clasificación de documental, sino de ficción. No está de más decir que esta película impulsó enormemente la fama del médico de Saint Remy de Provence por darle un toque categórico y mostrar en imágenes lo que alguien creyó interpretar de unas cuantas cuartetas, que son repetidas por otros en franca copia de este documento fílmico.

El programa inicia con las supuestas profecías cumplidas, y se centra en las que hablan de los 3 anticristos, según los estudiosos, que nunca son mencionados, y sobre esos datos se hacen recreaciones mezcladas con documentos reales. Se habla de Napoleón, Hitler y un tercero del que aún no se sabe nada más de lo que supone la interpretación de las cuartetas que se asegura hacen referencia a él.

Las profecías de Nostradamus están ordenadas en 10 capítulos llamados Centurias, y cada Centuria contiene 100 versos llamados Cuartetas; dando un total de 1000 predicciones valederas a partir de su muerte, ocurrida el 2 de Julio de 1566.

La primer mentira, perdón, profecía cumplida, se atribuye a una leyenda urbana que habla de que durante la Revolución Francesa, un grupo de soldados allanaron su tumba y uno de ellos, conocedor de que quien bebiera de su cráneo adquiriría su poder, lo llenó de vino y tomó de él. El soldado cayó fulminado por una bala perdida de la Revolución francesa, estamos en 1791. El enigma aquí, no es que haya muerto el soldado, sino que se dice que del cuello del cadáver de Nostradamus, colgaba una placa con el número 1791.

Los que dicen ser conocedores de la obra de Nostradamus, aseguran que este hecho se ciñe a la cuarteta VII de la Centuria IX, que reza:

Quien abra el monumento encontrado,
y no venga a guardarlo prontamente,
mal le llegará, y no podrá probar
si mejor debe ser rey bretón o normando.

Sin embargo en la película se nos hace creer que lo predicho por Nostradamus era la leyenda que circulaba por entonces, la de beber en su cráneo. Como podemos ver, la cuarteta es muy vaga y puede tener un sinnúmero de interpretaciones. Sobre la placa con la fecha 1791, año en que fue profanada su tumba, se trata de un pequeño ajuste cinematográfico, o un malentendido. Nostradamus no fue enterrado con una placa, sino con un medallón, y el número no era 1791, sino 1700; el año que según se dice, Nostradamus pensaba que su tumba sería profanada.

Esta rectificación tampoco tiene referencias confiables, así que supongo que se trata de un milagro colgado por sus defensores, pues en ninguna fuente aparece el pasaje de la placa con el año de su profanación. Sin embargo  la tumba de Nostradamus, ubicada en la iglesia del Convento de los Franciscanos de Salón, si fue profanada en 1792. La Guardia Nacional que pasaba a través de Salón fueron a la iglesia, profanaron la tumba y dispersaron sus huesos. Se dice que el soldado que primero violó la tumba fue asesinado pocos días después por robar plata. Tal vez esto gestó la leyenda urbana de la maldición de Nostradamus. Tras estos hechos los restos del profeta fueron trasladados a la Capilla de Saint Roch, hoy llamada De La Virgen, en la Collégiale Saint-Laurent. La anterior tumba de Nostradamus era objeto de constantes peregrinaciones. Entre los visitantes ilustres fueron dos reyes de Francia, Luis XIII en 1622, y Luis XIV en 1660. Este último fue acompañado por su madre, Ana de Austria, su hermano, el Duque de Anjou, su primo, Mille d'Orleans, y el cardenal Mazarino (sucesor del cardenal Richelieu). Estas ilustres visitas tal vez fueron la razón de la profanación. Del medallón o placa, no se da referencia alguna.

Un hecho similar ocurrió al siguiente año, y también podría adjudicarse al cumplimiento de la misma cuarteta. El 5 de diciembre de 1793 la tumba del Cardenal Richelieu (1585-1642), ubicada en la capilla de la Sorbona, fue profanada. Los atacantes exhumaron el cuerpo y luego lo degollaron. Querían arrojarlo al Sena, pero desistieron y dejaron sus restos en los sótanos de la Sorbona, usados como fosa común, junto con varios de los miembros de su familia, incluido el Mariscal de Richelieu.

La cabeza del cardenal fue llevada por un comerciante parisino llamado Cheval. Terminado el Terror, quizás arrepentido, ofreció con insistencia la cara del cardenal al padre Boshamp quien, a su muerte en 1805, la legó a su vez al padre Nicolas Armez. Escondida en Saint Brieuc, la reliquia volvió a la Sorbona el 15 de diciembre de 1866, durante una ceremonia fúnebre. En 1896, el historiador Gabriel Hanotaux tomó el cráneo para examinarlo una última vez antes de colocarlo en una caja sellada y cubierta con una capa de cemento, en un lugar secreto cerca de la tumba.

Siguiendo con la película, en otra parte se habla sobre los Kennedy, y termina por mencionar al Senador Edward Kennedy, que por aquellas fechas contendía para la presidencia de los Estados Unidos. Orson Welles asegura que no hay duda que, según Nostradamus, ganará las elecciones. Sin embargo las pierde estrepitosamente frente a Jimmy Carter.

Y termina con las profecías a futuro, pero no tiene caso mencionarlas, pues si falló con una actual, para 1981, ¿Qué se puede esperar de las otras? Así que la fama de este profeta, no es más que el contagio de lo que se dice, o dicen sus apologistas, que no hacen más que adivinar sobre adivinanzas tan crípticas como el Manuscrito Voynich.

No nos queda más que esperar a los acontecimientos para saber qué es lo que sucederá, pero para cambiarlos no es necesario ver hacia el futuro, sino volverse al pasado para no cometer los mismos errores en el presente y así poder planear un futuro mejor. De catástrofes naturales, no nos queda más que confiar en la ciencia, y olvidarse de dejarse manipular por charlatanes que demeriten su autoridad y conocimiento en beneficio de la humanidad, hace falta ser muy tontos como para creer que la única herramienta que tenemos para entender el Universo se volverá contra nosotros. Sólo espero que tiren a la basura esas fuentes dudosas, que se sirvieron de todos para aprovecharse de sus creencias, de sus miedos y temores, capitalizándolos en libros, congresos, conferencias y programas amarillistasas de televisión que sólo buscan un beneficio económico, como cualquier otro trabajo. No tiene nada de malo cobrar por un trabajo, pero cuando ese trabajo se aprovecha de los clientes, exagerando la nota o divulgando mentiras, se le llama fraude, y da risa lo burdo de algunos de ellos, de ahí el título del artículo.

Que así sea.

Leopoldo Zambrano Enríquez
Informe U. F. O.
Monterrey, Nuevo León. México.

domingo, 2 de diciembre de 2012

El Objeto del Popocatépetl ¿Terrestre o Espacial?


El día 26 de octubre, el periodista Joaquín López dóriga, reportaba en su noticiero nocturno la aparición, el día anterior, de un objeto que se precipitaba aparentemente al interior del cráter del volcán Popocatépetl.

Aquí la nota tal como se dio a conocer:

(C) Cortesía de Noticieros Televisa. 26 OCT 2012

De esta nota no me enteré sino hasta el día 29 de octubre. El vídeo me llamó la atención y lo vi varias veces hasta que se me ocurrió cómo pudo haberse dado este evento. Lo primero que hice fue contactarme con la Dra. Margarita Rosado, a quien se entrevista en el segmento del noticiero, y le expuse mi teoría. Al día siguiente contestó:
El 30 de octubre de 2012 12:53, Margarita Solis Rosado xxxxxxxxxx@astro.unam.mx

Estimado Leopoldo,


Muchas gracias por su correo. Así es, la estimación de las dimensiones depende de la distancia a la que esté situado el objeto. Si estuviera cerca del cráter, serían esas dimensiones pero doy una serie de argumentos que hacen inverosímil esto, por lo que necesariamente está más cerca y, como Ud. apunta, muy probablemente pegado al lente de la cámara. 

Un saludo,

Margarita Rosado
En el correo que le envié, le resumía lo que para mí pudo haber sucedido, ya que el evento parecía ser acusado solamente por la cámara de TELEVISA. A continuación describo detalladamente lo que me ha llevado a la conclusión que le envié a la Dra. Rosado. Esta conclusión en detalle de mi informe ha sido enviada a varios amigos que me han solicitado una opinión sobre el caso; aquí transcribiré exactamente la misma explicación, pero trataré de abundar en más detalles que ayuden a la comprensión del evento que hasta hoy (3 Nov 2012) ha sido publicado por los medios como "El Evento que ha consternado a todo México".

Un título muy rimbombante que sólo sirve para vender encabezados, pero la respuesta puede ser mucho más simple de lo que se cree, tanto que es casi seguro que se pase por alto. He visto infinidad de artículos que ponen de manifiesto lo que no es, pero nadie ha dicho con certeza lo que pudo pasar. Debo confesar que cuando vi  lo mediático que se tornaba el caso, me dio pereza mental intentar dar una explicación, pues cuando el asunto es mediatizado, todos desean opinar pero nadie escucha. Las explicaciones dan respuesta a unos puntos, pero dejan otros sin explicación, así que todos y cada uno de quienes pretenden aclarar el caso sólo contribuyen a confundir al gran público mientras los medios aprovechan el río revuelto para adjudicarse la ganancia de los pescadores. Intentaré despejar todas las dudas con este artículo.

Como pudimos ver en el vídeo anterior, también los científicos vacilan a la hora de preguntarles qué fue lo que vimos aquella noche, a nivel nacional, "entrar" a la boca del volcán Popocatépetl; y es interesante que la televisora recurriera a los científicos para tratar de resolver el caso, aunque no con buenos resultados. Sin embargo las vagas respuestas sobre lo que pudo haber sido, sólo dejaron ver claramente lo que no pudo ser, como lo estableció la Dra. Margarita Rosado, quien vaciló para dar una posible solución al caso, o al menos para demostrar qué fue lo que pasó.

Para empezar debo comentar que existen varias estaciones de monitoreo en el Cerro Altzomoni, ubicadas en las faldas del volcán Iztaccíhuatl, a unos 10.3 Km. Por lo menos sé que existen 4: Una de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma De México), "El Observatorio Atmosférico Altzomoni"; una del CENAPRED (Centro Nacional De Prevención de Desastres) y una de TELEVISA, cadena que divulgó las imágenes que han dado la vuelta al mundo. La cuarta cámara se localiza en otro emplazamiento, San Nicolás de los Ranchos, en Puebla, pertenece a una empresa llamada WEBCAMS de México que, entre otras ubicaciones, también monitorea hacia el volcán.

La información comenzó a tornarse confusa cuando empezaron a circular 3 versiones del evento que luego se mezclaron. Una es que quien captó el evento fue la cámara de TELEVISA. Las notas periodísticas mencionan al CENAPRED, y posteriormente sale a la luz un "timelapse" de WEBCAMS de México donde se habla de dos objetos. La imagen de TELEVISA se trata de un vídeo, mientras que las imágenes salidas del CENAPRED, y los otros centros, son capturas a tiempos regulares. Se menciona que la actualización de las imágenes se hace en lapsos de 1 minuto. Se menciona que en las tomas de WEBCAMS de México se observaron dos luces surcar el cielo, es decir, que ahora se induce a creer que el fenómeno se repitió o hubo más de un evento.

He visto la información en cada sitio que la tiene disponible y, en el CENAPRED, por ejemplo, no hay nada en el período en que se captó el fenómeno, al menos al público, pero tampoco en los medios, además de que estas tomas, reitero, son fotos, no vídeo. Según se informa en el mismo sitio del CENAPRED, ellos tienen su centro de monitoreo con tecnología e infraestructura proporcionada por TELEVISA en las cercanías de las instalaciones de la repetidora del Canal 5.

Estación de monitoreo en el cerro Altzomoni

A finales de febrero de 1998 se acondicionó y puso en operación una nueva estación de monitoreo del volcán Popocatépetl. Esta estación está localizada en el cerro Altzomoni, en las faldas del volcán Iztaccíhuatl a 4000 msnm (metros sobre el nivel del mar) y forma parte de la infraestructura de TELEVISA.

La nueva estación reemplaza la que se tenía operando desde 1995 y en la cual, debido a su ubicación y a la instalación de nuevas antenas e infraestructura de telecomunicación en el área, se presentaron problemas de transmisión de nuestras señales de monitoreo. El propósito de este nuevo sitio, además de mejorar la calidad de las comunicaciones por radio, es la de ampliar la instrumentación con nuevos equipos de medición y monitoreo tales como una cámara de vídeo con control remoto, una cámara infrarroja para la observación térmica del volcán, un sismómetro digital de banda ancha y un microbarógrafo, entre otros. Para tal efecto y con el apoyo de TELMEX, también se reforzaron los canales de comunicación y telemetría mediante un nuevo enlace digital de alta velocidad de 64 Kbits directamente hacia el CENAPRED.

Se agradece a la empresa TELEVISA nos haya apoyado poniendo a disposición del CENAPRED esta nueva caseta con cuya infraestructura de medición se mejorará sustancialmente el monitoreo y la vigilancia del volcán.
En la base de fotos del CENAPRED para el día 25 de Octubre del 2012, sólo hay 4 imágenes al público a lapsos muy distantes:

P1025121 - Photo Octubre 25 2012 # 1

P1025122 - Photo Octubre 25 2012 # 2

P1025123 - Photo Octubre 25 2012 # 3

P1025124 - Photo Octubre 25 2012 # 4

En las imágenes de TELEVISA, y recalco que proceden de un vídeo, se menciona que aparece en 3 cuadros, lo que inicia la confusión, pues como se creía que provenían del CENAPRED y este organismo de gobierno toma imágenes del volcán cada minuto o las refresca cada minuto, se habla erróneamente de que el evento duró por lo menos 3 minutos, cuando en realidad debería hablarse de que el objeto aparece en 3 frames (cuadros) del vídeo de TELEVISA. Por esta confusión, se refuerza la idea de que el objeto en realidad tiene la forma de un cilindro, descartando otras posibles causas fotográficas, entre ellas la posible solución del caso, en mi punto de vista. Además que hablar de 3 frames sitúa el tiempo del evento en 1 décima de segundo si el frame Rate (velocidad de cuadro) es de 30 fps (frames por segundo), 2 décimas de segundo si el frame rate es de 15 fps, y así según las características del medio de captura. Por lo tanto se podría hablar de un objeto que rayó el vídeo porque se movía mucho más rápido que el refresco de imagen, y no porque el objeto que se vio haya tenido esa forma y tamaño.

Luego aparece en escena la empresa WEBCAMS de México, y se da la nota que esta empresa captó dos objetos en horas cercanas al evento notificado por TELEVISA; pero estos dos puntos, en toma nocturna, no cuadran con la hora del evento original, sin embargo usan la imagen del vídeo de TELEVISA y no las que tomó la empresa WEBCAMS de México que dan origen a esta nota. Además se inician las comparaciones, como siempre, con otro objeto "similar" visto en Kentucky, Estados Unidos, filmado por un astrónomo aficionado, y que nada tiene qué ver con el que nos ocupa:

Fuente: Efecto Espejo
Pero si vamos al sitio de esta empresa, podemos ver que las tomas coinciden con el texto de la nota, aunque se tomaron desde otro ángulo, en otro tipo de toma, y además son puntos luminosos que bien podrían ser aviones a la distancia, pero que no coinciden en tiempo con el evento del "cilindro luminoso".

Para entrar al sitio: WEBCAMS de México - Sección Popocatépetl.

Como podemos ver, en la página se muestra la imagen actual en tiempo real hacia el volcán. Esta imagen en directo se actualiza a cada 15 segundos. Más abajo, podemos ver tomas del día en curso en tres modalidades, "Secuencia (timelapse) del amanecer", "Secuencia (timelapse) del atardecer" y "Secuencia (timelapse) del día completo", por defecto el día actual. En cualquiera de las 3 secuencias anteriores se puede variar el avance de cuadro para correr la presentación. Más abajo se muestra la sección con las imágenes de las últimas 24 horas por hora, empezando a las 2:00 am, y que pueden ser ampliadas dando clic en ellas.

En la parte media, podemos escoger imágenes de la fecha y hora que queramos consultar, o vídeos (timelapse) de la fecha y secuencia que nos interese. Finalmente tenemos un gráfico que nos muestra el área geográfica y rango visual de la cámara.

Si escogemos la fecha que nos interesa, 25 de Octubre del 2012, y la secuencia adecuada, atardecer, obtendremos el timelapse del día del evento: TIMELAPSE 251012 ATARDECER.

En las secuencias podemos variar la velocidad con avance de cuadros que van desde 1, 5, 10, 15, 20, 25 y hasta 30 fps (frames per second-cuadros por segundo), emulando una secuencia de vídeo formada por las capturas del período seleccionado. En el timelapse del amanecer del día actual, las imágenes varían cada 2 minutos, al igual que la del atardecer. Para el timelapse del día completo, las imágenes varían cada 8 minutos.


Como pudimos ver en la secuencia del día del evento, lo descrito en la nota se corresponde con los puntos que vemos en los fotogramas, pero no con la fotografía que adorna el artículo, y que pertenece a TELEVISA, no a WEBCAMS de México. No vemos el mismo efecto ni el "gran" cilindro luminoso entrando al cráter, pero nos quieren hacer creer que esas luces, que para mi son aviones, se trata de un segundo evento o el mismo objeto, pero no es así. Las horas son distintas y en la toma de TELEVISA sólo se ve un objeto, no dos. Además otro detalle muy interesante; para la hora del evento, ya había anochecido, sin embargo la toma de TELEVISA se ve bien iluminada, pero con un grano muy grueso, eso significa que la cámara de la televisora usa algún dispositivo para incrementar la luminosidad, cosa que a muchos ha hecho creer que aún estaba el Sol en el cielo cuando se tomó el objeto, pero no, para esa hora, ya había oscurecido. Lo que terminó por hacer creer a varios que aún había luz de día, fue la sombra del objeto que se puede ver al lado izquierdo, y que es muy importante para resolver el caso, porque esa sombra no la produce el Sol, sino el objeto. ¿Pero sobre qué?. Ya lo iremos viendo.

Por último, tenemos al Observatorio Astronómico de la UNAM, desgraciadamente su sistema en línea no está activo, pero podemos ver actualizaciones de las tomas del volcán Popocatépetl cada 14 a 17 segundos tomadas del CENAPRED.


A pesar de que el sistema en línea no funciona, en la galería de imágenes de la caseta podemos ver la disposición de las cámaras y el interior del centro de monitoreo.

Aquí podemos ver las cámara tras el vidrio de las ventanas.

Un acercamiento a las ventanas nos deja ver una luz tras la cámara.

Interior de la caseta con los distintos equipos con los que cuenta.

A estas alturas, resulta algo obvio que la medida que se manejó en los medios, de 1 km de largo y 200 metros de ancho para el objeto, es algo exagerada, y puede ser producto de mediciones simplistas como por ejemplo obtener el tamaño aparente con la regla de 3 simple, obtenida de la relación entre el tamaño aparente del objeto en relación al tamaño aparente de la boca del volcán, o utilizando la fórmula de vista de campo. Sin embargo ninguna fórmula funciona si no sabemos la distancia real a la que está el objeto de la cámara o si el objeto está o no bien enfocado y menos aún sin contar con la distancia focal.

También resulta evidente que los demás sistemas de monitoreo no captaron lo visto por la cámara de TELEVISA, así que estaríamos hablando de un evento aislado que se relaciona con la propia cámara que lo captó, así, el objeto estaría más cercano a la lente de lo que se cree. Sin embargo existe el beneficio de la duda de que como los otros sistemas no son de vídeo, la cámara de TELEVISA pudo haber captado el objeto en los lapsos en que los otros dos sistemas actualizaban sus imágenes.

Sin emabargo existe un detalle que me hizo mucho ruido cuando vi el vídeo y que derrumba esta posibilidad. Eso fue lo que me hizo formular mi solución y compartirla con la Dra. Rosado, quien estuvo de acuerdo, pues según me dijo, había dejado muy claro en la entrevista que no se trataba de un evento celeste y que debía ser algo relacionado con la cámara. Claro que no comparto con ella, ni con quienes la secundaron, que se trate de un defecto del sensor o una saturación, si bien puede tratarse de un defecto fotográfico, no tiene nada que ver con el sensor, sino más bien con la incidencia de luz sobre el objeto y el efecto por el cual se producen los RODS, es decir, un objeto a gran velocidad que atraviesa el campo visual de la cámara directamente frente a la lente.

La disposición de las cámaras, dentro de las casetas de monitoreo, tomando imágenes al través de las ventanas, es lo que me hace suponer que sea la causa por la cual se ve esa sombra en la parte derecha y hacia abajo del objeto, que en un principio supuse se trataba de un "fantasma de imagen", un efecto muy común en televisión cuando la imagen no está bien sintonizada o la señal no llega adecuadamente, pero ese mismo efecto no se ve en el volcán, por eso la Dra. Rosado hablaba de "algo montado"; pero eso me indica que el objeto está dentro de la caseta, iluminado por una fuente luminosa interna a más o menos unos 40 o 50 grados por encima de la cámara, y unos 15 o 20 grados a la izquierda, lo que justificaría esa sombra que se proyecta en el vidrio de la ventana, iluminando el objeto mientras cae.

Mientras el objeto se precipita, llega a pasar la altura de la cámara en su trayecto al suelo, o al quicio de la ventana, y es cubierto por la sombra de la misma cámara que, para el punto de vista de la lente, es como si ingresara al cráter por coincidir la sombra con el borde del volcán, pero en realidad el objeto pasó a la zona de sombra dentro de la misma caseta. En este punto debemos saber lo que es la profundidad de campo, que no es más que la zona frente a la cámara que se encuentra enfocada y cuyo rango se extiende por delante y por detrás del objeto en el plano de enfoque. En este caso, esa zona se encuentra en la zona del cráter, es decir, a por lo menos 10.3 km de la cámara, que es la distancia a la que se encuentra el volcán de la estación de monitoreo. Así que como el motivo de enfoque se encuentra a la distancia, en el cráter del volcán, el objeto desaparece al dejar de ser iluminado, casi al centro de la toma, haciéndose transparente por el desenfoque causado por la cercanía con la cámara. La misma cercanía con la cámara es la responsable de que el objeto se vea bastante iluminado, pues el desenfoque también tiende a ampliar una luz cercana que no se encuentra dentro de la zona de profundidad de campo. Este es otro factor para decir que el objeto es más pequeño de lo que se piensa.

Como bien apuntaron algunos de los científicos entrevistados, en caso de haber sido un objeto de las dimensiones que se mencionaron en un principio, y este hubiera entrado al cráter, debería haber provocado algún efecto en el entorno, como por ejemplo que las fumarolas cambiaran de dirección o que presentaran algún tipo de turbulencia, además de que cabría esperar una explosión de material incandescente, un chapoteo de lava o algo parecido hacia el exterior, pero no sucedió nada de eso. Así que el objeto no estaba actuando directamente sobre el volcán. Algunos, con ideas poco Ortodoxas, hablaban de un objeto "enviado" para aplacar la furia del volcán.

Por otro lado, la astrónoma Julieta Fierro también comenta que pudo haber caído "más allá" del volcán, a un kilómetro por detrás del cráter, y esto en el sentido de que no sabemos la distancia real a la que el objeto estaba, o que pudo haberse tratado de un satélite que se precipitó en el Océano Atlántico, cosas nada posibles porque entonces situaría al objeto en un nivel mucho mayor en tamaño, además que del Océano Atlántico, el volcán dista 2,500 Km en una dirección incorrecta, ya que la estación de monitoreo está al nor-noroeste del volcán, no al oeste, y de haber caído al mar, lo hubiera hecho en el Océano Pacífico, habiéndose reportado por alguno de los tantos sistemas que monitorean los objetos que se precipitan a Tierra, en caso de provenir del espacio exterior, cosa que tampoco sucedió. Esto nos deja ver que la astrónoma habla del caso como si hubiera sido visto desde la ciudad de México y no desde la estación de monitoreo, tal vez ni siquiera examinó el vídeo.

(C) Cortesía de Noticieros Televisa. 30 OCT 2012

Así que visto lo visto, y escuchado lo escuchado, para mi la solución del caso es un objeto cercano a la lente que cayó frente a la cámara, dentro de la caseta. Podríamos ponernos a especular si fue un insecto, una brizna de hierba que se re filtró por el techo o por alguno de los orificios del cableado, o hasta el excremento de una araña, pero sólo serían suposiciones salidas del sentido común, y como sabemos, el sentido común en los medios no existe. Sin embargo, lo que si puedo asegurar, es que el "cilindro luminoso" fue producido por el mismo efecto con el que se obtienen las formas típicas de los RODS, un objeto que pasa frente a la cámara a mayor velocidad que la de refresco de imagen, o velocidad de cuadro, y queda impreso como un rayón:

Frame de una Mosca Transrodizada

Transformación de una mosca en ROD. En esta imagen podemos las alas características de la Mosca.
En mi opinión, este efecto de barrido es el que tuvo lugar en este caso. Desgraciadamente el objeto causante no puede ser definido por las razones antes mencionadas, cercanía y luminosidad; por lo que las especulaciones de los medios sensacionalistas aprovecharán esta laguna para seguir haciendo de las suyas en torno a este evento, engrosando más la casuística del "misterio de los objetos voladores no identificados", que no por tener miles de casos a cuestas significa que prueben algo.

Me pregunto ¿Cómo saben que vuela y no sólo que cae? ¿Sólo porque parece venir del cielo? Como dijo la Dra. Rosado, "un objeto que cae tiene una infinidad de posibles explicaciones, lo verdaderamente interesante sería que el objeto se elevara", pero como ufólogo, puedo decir que este movimiento también podría tener infinidad de explicaciones, después de todo, en el cielo también existen pájaros, insectos y demás que pueden jugarles malas pasadas a los menos avezados. Una brizna de hierba llevada por el viento y que no fue vista por el fotógrafo al momento de disparar, puede convertirse en un precioso OVNI FORTUITO gracias al azar de en qué punto esté situado, pues esto lo haría estar o no en la zona de enfoque. Los desenfoques de este tipo de OVNIs hacen que la imaginación vague libremente generando ideas que al igual que la brizna que los creó, sólo flotan en el aire, pero no tienen un base sólida.

Cabe mencionar, y esto va para algunos científicos, que sabemos que saben, pero parece que ellos no saben que hay mucha gente que no sabe. Hablan con desdén, sorna, soberbia, desestimando la situación, que no siendo un asunto de vida o muerte, no deja de ser algo importante para mucha gente que cae en las garras de los charlatanes por no recibir una guía adecuada. Otros hablan como si todo el público estuviera a su nivel. En este punto haría falta bajarse un poco de la nube y situarse al nivel del ciudadano común para intentar por lo menos darse a entender, y darle importancia al llamado de la población para explicar algo que escapa a la comprensión de la gente, al final de cuentas son docentes también ¿no?.

Por otro lado tenemos a los medios de comunicación, que parecen darle mayor énfasis al tono misterioso de la nota que a una posible explicación que tal vez les pasa de noche. Incluso llegan a inventar datos creando mayor confusión. En una de las tantas entrevistas que le hacen a la Dra. Rosado, podemos ver que la conductora del noticiero se inventa más fotografías y testigos, afortunadamente la Dra. Rosado corrige a la conductora ratificando que sólo se trata de un vídeo, y tira la mentira de otras supuestas fuentes. Cuando la Dra. empieza a dar más datos técnicos, y explica más relajada lo que pudimos haber visto ¡ZAZ!, se acabó el tiempo y cortan la entrevista, dejando ver que los medios usan estas notas  sólo como relleno, para elevar el rating o para no quedarse atrás en "las notas del momento", demostrando nulo compromiso con el conocimiento, sólo con el entretenimiento.

(C) Cortesía de Cadena 3 Noticias. 30 OCT 2012

Bueno, hasta aquí la explicación más lógica según la información con la que se contaba hasta el 5 de Noviembre y, obviamente, bajo la premisa de que ningún otro de los centros de monitoreo había captado el fenómeno. La Dra. Rosado comentaba al final de la entrevista del día 26 de Octubre, que una sola imagen no dice nada, sin embargo es un fenómeno interesante y debemos estar atentos, pero se necesita confirmación. Y como si se tratara de una súplica, la confirmación llegó unos días después en las páginas de un informe preparado por el CENAPRED, fechado el día 30 de Octubre del 2012 y firmado por la Subdirección de Riesgos Geológicos. En este punto parecía que el misterio se había resuelto, y motivaba a algunas reflexiones, como por ejemplo que explicaciones como la anterior, por más lógicas que parezcan, pueden estar equivocadas si no se tienen los datos completos.


El informe causó sensación y sospechas a la vez, pues se suponía que no había otro registro del suceso. Sin embargo en el informe aparecían imágenes que no habían sido publicadas en el sitio oficial pero que coincidían con los datos suministrados por la grabación que se había publicado en televisión nacional, sólo que esta nueva evidencia carecía de la brillantez que mostraba la de la televisora.


En el informe se explica que el fenómeno visto fue causado por un cuerpo celeste denominado bólido, y las diferencias entre ambas grabaciones (TELEVISA-CENAPRED) del evento se deben a las características propias de cada equipo de grabación. Del vídeo del CENAPRED se pueden deducir algunas características del equipo, como por ejemplo la velocidad de cuadro que el informe coloca en el orden de los 4 cuadros por segundo, ya que la grabación está formada por capturas hechas a cada 0.25 segundos. El dato que no se tiene es la velocidad de obturación, dato que nos podría corroborar que la diferencia en tamaño entre una grabación y otra puede ser explicada por el tiempo de exposición. En el informe puede verse también una secuencia de 12 fotografías que cubren el recorrido del fenómeno luminoso desde que comienza a ganar brillo y hasta que se pierde, aparentemente, en la boca del volcán; con lo que ahora podemos tener un tiempo exacto de la duración del fenómeno, 3 segundos. Este tiempo coloca mucho muy lejos de ser correcta mi teoría, expuesta al inicio de este artículo en la que postulaba un objeto cercano a la lente pasando a gran velocidad por la cercanía a la cámara como posible solución. Era una teoría magnífica, pero desconocíamos varias cosas, como por ejemplo, que había otro registro fílmico o más bien fotográfico del evento, y no sabemos aún la velocidad de obturación de cada una de las cámaras, con lo que se desconocía el tiempo aproximado de duración del evento o el tamaño real del objeto. 3 segundos es un tiempo bastante largo, lo que sitúa al bólido a una distancia mucho mayor de la existente entre el centro de monitoreo y la boca del volcán. De todas formas, la idea de que el objeto nunca actuó sobre el cráter, es inamovible.


La toma de TELEVISA, a pesar de ser marcadamente más sensible que la del CENAPRED, parecer tener la misma velocidad de refresco, cosa que sorprende al periodista López Dóriga cuando le confirma su staff que lo que se ve no es una toma en cámara lenta, sino el registro original tal y como fue captado. El siguiente es el vídeo que me fue proporcionado por el CENAPRED, donde podemos ver los 12 cuadro anteriores dentro de un segmento de vídeo de 8 segundos:

Material cortesía del CENAPRED.

Siguiendo con lo dicho en el informe del CENAPRED, esta objeto puede ser justificado con un bólido o estrella fugaz, procedente de una de las dos lluvias de estrellas que se encontraban activas en esos días; las Táuridas, que pueden verse entre el 1º de Octubre y el 25 de Noviembre, y cuyo punto máximo de observación, con 5 meteoros por hora, se da el día 5 de Noviembre; y las Oriónidas, que pueden verse entre el 2 de Octubre y el 7 de Noviembre, alcanzando su máximo de 25 meteoros por hora, el día 20 de Octubre.

Como es normal en estos casos, intenté corroborar la información vertida en el informe contrastándola con otras fuentes, así que me puse en contacto con algunas sociedades astronómicas del país. Solicité información a "La Sociedad Astronómica de la Facultad De Ingeniería de la UNAM" en México, a "La Sociedad Astronómica de Puebla" y a "La Sociedad Astronómica del Centro Cultural Alfa" en Monterrey, Nuevo León.

Mis pesquisas se centraron en averiguar si las lluvias de estrellas podrían verse al sur del volcán del Popocatépetl desde el volcán Iztaccíhuatl, pero sin hacer referencia al evento del 25 de Octubre y menos aún si un sistema de monitoreo podría llegar a grabar el evento. Ya habíamos tenido antes bólidos grabados por sistemas de monitoreo vial, así que era viable obtener una toma de un fenómeno similar, pero ¿Se vería en esa zona?. La Sociedad Astronómica del Centro Cultural Alfa fue la primera en contestar, y me dijo lo siguiente:
Las Oriónidas ya pasaron su máximo, fue el 21 de octubre, las Táuridas se ven del 20 de octubre al 10 de Diciembre, pero su máximo es el 12 de noviembre. No se esperan muchas, algunas 5 por hora (menos para la ciudad), necesitarías irte a un lugar despejado. Una de las lluvias de estrellas más bonitas en esta época es la de las Gemínidas, que son del 7 al 17 de diciembre, siempre se esperan alrededor de 100 por hora en su máximo que es el 13 de diciembre.
La segunda en contestar fue La Sociedad Astronómica de Puebla, que en su primer mensaje me comentó lo siguiente (el subrayado es mío):
Las lluvias de estrellas tienen el nombre de la constelación de donde "parecen" provenir. Las Táuridas tienen su radiante en Tauro y las Oriónidas en Orión. Pero las que se están viendo ahora son Táuridas y las Leónidas. ¿Conoces Orión? Como a las 11 o 12 de la noche, Orión se encuentra en el horizonte por estos días. Hacia arriba está Tauro. Se ve una estrella roja -Aldebarán- y un lucero muy brillante, Júpiter. Ese es Tauro. Así que desde las 10 pm, más o menos, ya pueden verse las Táuridas. Aunque tienen pocos objetos por hora. Las Leónidas prometen mayor espectáculo. Cuando Orión se encuentre en el cenit, o sea, en la parte más alta del cielo, Leo ya debe haber salido, pero está cerca del horizonte. Eso quiere decir que para ver las Leónidas debe ser en la madrugada, a partir de las 2 am, por ejemplo; hacia el Este. Obviamente las lluvias de estrellas nada tiene que ver con las constelaciones, las distancias son enormes, y son pequeñas piedrecillas del tamaño de canicas, por ejemplo, que rozan en la atmósfera y se incendian.
Por su parte, La Sociedad Astronómica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México, dijo lo siguiente en su primer mensaje (el subrayado es mío):
Las Táuridas se pueden observar hasta los primeros días de diciembre, quizás hasta el 5, su máximo es en la madrugada, pasadas la 01:00 hrs, hay dos tipos, las del norte y las del sur, mismas que se localizan buscando hacia el norte de la constelación de Tauro, y las del sur, bueno, hacia el sur. Desgraciadamente el máximo de la lluvia de estrellas alcanzó su pico el fin de semana anterior a este (entre el 2 y 5 de Noviembre). Intenta buscar Júpiter en Tauro, por ahí podrás apreciar algunas. Las Oriónidas me parece que ya terminó su período de apogeo, se observan mirando hacia la constelación de Orión. Te recomiendo las Leónidas, éstas tendrán su máximo el fin de semana que viene (entre el 16 y 19 de noviembre), en especial la noche del 17 para el 18, ubica la constelación de Leo y síguela, la lluvia se aprecia mejor cuando la constelación está en el cenit, pero eso ocurrirá cuando esté cerca del amanecer, así que tendrás que madrugar bastante. Espero te sirva esta información. Hasta Luego.
Con lo recabado hasta este punto parece que es poco probable que tanto las Oriónidas como las Táuridas, a pesar de haber estado en actividad, pudieran haberse visto a las 20:44 de aquella noche de octubre. Esto me dejó pensativo y recordé el diagrama incluido en el informe del CENAPRED, obtenido del simulador STELLARIUM.

Diagrama del Evento. Cortesía CENAPRED.

Casualmente tengo este programa, pues lo uso para corroborar datos astronómicos cuando algún caso OVNI parece deberse a la confusión con algún objeto celeste. Mi versión es la 0.10.6.1, al parecer, un poco superior a la usada para ilustrar el informe. Así que procedí primero a calibrarlo como el de la figura, y posteriormente aumenté la cantidad de estrellas fugaces que pueden verse, esto gracias a la programación interna que incluye para simular este efecto en tiempo real de acuerdo a lo que se espera ver en el cielo. Si bien no es una caída exacta a la de la realidad, tiene los parámetros estelares para por lo menos saber por dónde saldrán, hacia dónde se dirigen y las horas en que podrán verse con mayor claridad. Cada lluvia de estrellas es distinta y el programa tiene un regulador de volumen para tal efecto, el cual coloque en su máximo histórico, Las Leónidas 1966. Coloqué la fecha y reloj a la misma hora de la ilustración anterior de tal forma que se puede ver esto:


Lo corrí por un tiempo a velocidad normal, y nada sucedía, salvo lo ordinario, el movimiento de los cuerpos celestes por el firmamento, pero no aparecía una sola estrella fugaz. Así que lo fui corriendo saltando períodos de 10 minutos y lo detenía a tiempo normal, así hasta que cerca de las 0:24 hrs, empezaron a aparecer los primeros destellos al lado izquierdo, sin embrago eran muy tenues para poder captarlos y desaparecían antes de pasar por la zona central, punto donde debería estar situado el volcán del Popocatépetl. Así que recorrí el tiempo hasta las 0:46 hr y los destellos se hicieron más intensos:


Sin embrago, a diferencia de lo que cabría esperar según el informe del CENAPRED, las estrellas fugaces parecen seguir una trayectoria Este-Oeste, no así Norte-Sur o Sur-Norte como se aprecia en el vídeo. Así que fui recorriendo el tiempo hasta llegar  las 6:00 hrs, y ahí la trayectoria parecía equipararse con lo visto en las grabaciones. Pero antes, y para tener una vista similar, cambié el horizonte deshaciendo la curvatura de la bóveda celeste, con lo que es más visible que los bólidos van de Este a Oeste en trayectoria parabólica, rodeando el punto de interés en cuestión, que estaría ubicado unos 20 grados al Este del Sur:


A eso de las 6 de la mañana, poco antes de que comience a salir el Sol, es cuando los destellos de las estrellas fugaces se equiparan a lo visto en las grabaciones de vídeo y los fotogramas que han circulado por los medios:


Se debe tomar en consideración que el control del programa está configurado en la máxima frecuencia de bólidos, por lo que en la imagen vemos más de los que se podrían ver bajo condiciones reales, más aún si consideramos que los que buscábamos eran los bólidos de las Oriónidas y de las Táuridas. Pero por lo menos el programa demostró que a las 20:44 hrs no es posible ver estrellas fugaces, coincidiendo con los horarios que estimaron las sociedades astronómicas consultadas.

A la pregunta de si se podría ver un bólido en esa fecha y hora caer tras el volcán, La Sociedad Astronómica de la Facultad de Ingeniería de la UNAM comentó:
La lluvia puede tomar diferentes direcciones, partiendo de una misma fuente, es probable que pudieras haber visto una estrella fugaz perderse tras el Popocatépetl.
Por su parte, La Sociedad Astronómica de Puebla, dijo:
Pues ese es el día en que terminan las Táuridas. Claro, una piedrecilla podría estar más alejada. Pero para asegurar ver una Táurida, esa ya no es una fecha recomendable, mejor en días más cerca al día máximo de eventos.
Con La Sociedad Astronómica del Centro Cultural Alfa tuve un diálogo más amplio al respecto de este punto, por lo que pondré la respuesta como una conversación:
SADCCA: Si la pregunta va por lo del famoso "objeto" que se vio "cayendo" al Popo, te paso lo que el CENAPRED publicó, ya que su cámara también captó el objeto y en donde se discute eso. Básicamente puedes ver Táuridas en cualquier dirección, lo que ves es que aparentemente irradian de un punto en la constelación de Táuro. (adjunta enlace)

LZE: Precisamente, estoy tratando de corroborar esa posibilidad, pues cuando se entrevistó a la Dra. Rosado, parecía desconocer el informe, además de que antes no se había reportado algo similar. ¿No deberían haberse visto más destellos?

SADCCA: ¿Por otras estrellas fugaces? No necesariamente, nos ha pasado con compañeros que sale a tomar fotografías de lluvias de meteoros y terminan captando sólo una o dos, es cuestión de suerte a donde apunten la cámara, además la noche del vídeo no era el pico de la lluvia de meteoros.

LZE: ¿Y entonces sería perfectamente factible una imagen como esta?

SADCCA: Si, porque podría generar una estela en los pixeles de la cámara que se hayan saturado. De hecho desde el principio la estimación de tamaño que dio TELEVISA se me hacía muy irresponsable, si algo de ese tamaño hubiera caído, hubiera explotado como una bomba atómica.

LZE: Así es, la cámara es de visión nocturna ya que la toma fue capturada a las 20:44, cuando la noche ya había caído y el cuadro se ve muy iluminado.Y si, también creo que el tamaño manejado fue muy exagerado, pues a los sumo el tamaño aparente sería un tercio de lo dicho por TELEVISA. Además es evidente que no actuó sobre el cráter, ya que el entorno no se vio alterado. Así que era fácil suponer que no se trataba de un fallo del equipo, podría tratarse de un fenómeno celeste o un objeto cercano a la lente. De hecho esta última fue mi primera impresión, por esa sombra que se ve a la derecha del objeto, sin embargo entonces no se había publicado el informe del CENAPRED ni se sabía que también ellos lo habían captado. Confirmación de la que hablaba la Dra. Rosado para descartar un fallo adjudicable a los sistemas.
El informe del CENAPRED vino a terminar con las especulaciones que se iban gestando antes de su publicación, sin embargo la revisión minuciosa deja algunas dudas que no aclara el informe del todo. Como se pudo ver en la información proporcionada por las Sociedades Astronómicas, hay algunos detalles que hacen dudar de que las Táuridas y las Oriónidas hayan sido las causantes del evento, por lo que el diagrama que ilustra el informe sería meramente ilustrativo, y nada exacto. Las dudas serían estas:

1.- El mismo simulador utilizado para ilustrar la trayectoria del bólido, muestra una trayectoria distinta a la mostrada en el informe.

2.- Según los datos recabados, una estrella fugaz no sería posible verla a las 20:44, sino a partir de las 22:00 horas. Pero no se descarta algún bólido separado del resto.

3.- Se sabe por el vídeo que la cámara del CENAPRED toma cuadros a razón de 4 por segundo, cosa que coincide con lo reflejado a este respecto en el informe. Sin embargo no se conoce la velocidad de obturación, por consiguiente tampoco su inverso, el tiempo de exposición. En cámaras de buena calidad, este tiempo oscila entre los 30 segundos y 1/8000 de segundo. Sin embargo valores como la sensibilidad del sensor y la apertura del diafragma pueden variar este valor.

4.- El diagrama para mostrar la trayectoria de coincidencia entre el bólido y la lluvia de estrellas parece ser sólo ilustrativo, porque como ya pudimos ver, las trayectorias obtenidas en el simulador no concuerdan con la del diagrama. Sin embargo el vídeo nos da la evidencia de que algo cayó tras el volcán, pero la explicación de la estrella fugaz parece algo forzada, hecha sólo para terminar con el debate. En este punto el vídeo del CENAPRED parecería no ser una evidencia lógica.

5.- El material mostrado en el informe no se encontraba en la página del CENAPRED. ¿Porqué no estaba disponible entre el día del evento y la publicación del informe?.

Todas estas dudas hicieron que volviera a escribir a varias autoridades del CENAPRED para resolver los pequeños detalles, sin embargo desde el día 14 de noviembre, día en que me volví a dirigir a ellos, no he recibido respuesta; tampoco de la Dra. Rosado, a quién le envié el informe del CENAPRED para saber su opinión.

En este punto, una incipiente conspiración parece haberse gestado, o más bien un ceñirse a una explicación rápida, sobretodo si tomamos en consideración que según el Círculo Astronómico de Santiago de Chile este año la lluvia de las Táuridas empezó el 3 de Noviembre.


Lo que descartaría esta lluvia como la originadora del fenómeno. Por otra parte, las Oriónidas serían las sospechosa más acertadas, pues como ya hemos visto son las de más largo período, pero su máximo fue durante la noche del 20 y madrugada del 21 de octubre, además de que existe un detalle muy marcado que nadie ha apuntado; las estrellas fugaces, deben este mote a que son efímeras, es decir, se ven brillar aumentando su fulgor y desaparecen casi de inmediato, pues como nos decía "La Sociedad Astronómica de Puebla", son del tamaño de "canicas" y se incineran rápido al contacto con la atmósfera, y el fenómeno ocurrido en el Popocatépetl no pierde su fulgor a una altura a la que debería haber desaparecido. Y por supuesto, el horario para verlas.

Pero aún queda una opción más, faltaría tomar en cuenta una tercera posibilidad que se barajó en los primero días y que nadie tomó en consideración por la gran cantidad de especulaciones fantásticas que se venían generando. Tras la publicación del informe, muchas preguntas fueron resueltas, pero al revisarlo surgieron otras que ponían en duda el material videográfico, y por ende la explicación del evento como una estrella fugaz.

La tercera opción podría resolver las dudas anteriormente expuestas, y podría darle la validez necesaria al vídeo, además de que podría explicar la intensidad con la que el fenómeno fue visto. Esa intensidad, hasta ahora, ha sido adjudicada a la sensibilidad del sensor por la brillantez del objeto, pero ¿qué tal si esa brillantez fue totalmente del objeto y no un producto de la saturación del sensor?


El día 6 de Agosto del 2012, un cohete ruso Protón-M llamado solo BREEZE-M, partía con rumbo al espacio para colocar en órbita dos satélites de comunicaciones desde el Cosmódromo de Baikonur, en Kasakhstan. El vuelo había tenido varios fallos antes y durante el despegue que terminaron por malograr la misión.


Finalmente el 16 de Octubre del 2012, la etapa de propulsión con casi la totalidad del combustible explotó en el espacio creando una gran nube de desechos que se calculó en unos 500 fragmentos; sin embargo la cantidad parece elevarse al transcurrir del tiempo sin representar un riesgo inmediato para la Estación Espacial Internacional, aunque esto podría cambiar.

La NASA confirma que hay más de 21,000 residuos mayores a 10 cm que rondan el espacio, la mayoría de ellos se generan con las explosiones de satélites o de la parte superior de cohetes que no logran ponerse en órbita y que aún contenían carburante.

Puesto que la noticia sobre la explosión de este cohete ruso se dio a conocer en algunos medios el mismo día del evento en el volcán Popocatépetl, se creó la sospecha de que el destello bien pudo haber sido uno de los fragmentos que vagaba en el espacio y se precipitó a Tierra en el instante que fue captado el cilindro de luz.

La explosión creó un cinturón de desechos, que se suma a los ya existentes, y si el simulador del siguiente vídeo, que ha rastreado 80 restos, está en lo correcto, la distribución sería algo caótica, por lo que bien pudieron haberse desperdigado algunos de esos 500 restos de que se hablaba en las primeras notas pues, ante una explosión, los restos se disparan en todas direcciones:


Tal desviación podría coincidir con la trayectoria del objeto mostrado en las grabaciones del Popocatépetl.

Imagen del Observtorio de Siding Springs. Nube de escombros pasando.
Fuente: Celestrak. (Click para ampliar)
Esto se parece más a lo visto en el volcán del Popocatépetl. Y no debemos olvidar que el 29 de Julio de 1977 tuvimos un evento causado por un trozo de chatarra espacial, moviendo las plumas de aquel entonces para rápidamente denominarlo "El OVNI de Puebla". Tras una incursión a la zona donde había caído el objeto, y con una investigación realizada por Héctor Chavarría y Pablo Latapí, se logró analizar una muestra del trozo de metal que había caído, dando como resultado que se trataba de una aleación nada desconocida, en cuya composición abundaba el hierro en un 85%, por lo que se trataba de un acero. Más tarde, y tras algunas averiguaciones hechas por Héctor Escobar 13 años después, se supo por la NASA que el objeto caído era un trozo de la tercera etapa del cohete que puso en órbita el satélite ruso COSMOS 929, que había partido del Cosmódromo de Baikonur el 17 de Julio de 1977. No sería raro que otro trozo de metal ruso pudiera ser el objeto que cayó aparentemente sobre el volcán Popocatépetl.

Como pudimos ver en este recorrido, tres posibles respuestas para un mismo evento, todas plausibles mientras no se compruebe una de ellas como la explicación definitiva. Se podría profundizar en cada una para tener una respuesta segura, pero por ahora, y según lo expuesto, en lo personal me inclino por chatarra espacial.

La mesa está servida.

Leopoldo Zambrano Enríquez
Informe U. F. O.
Monterrey, Nuevo León. México.